Sobeler.com

lunes, 20 de octubre de 2014

NEXTORCH K10

NEXTORCH K10
LED: CREE XP-G2 R5 NW
Batería: 1x AAA
Modos: 3 (Alto-Bajo-Strobo) sin memoria.
Interruptor: Interruptor deslizante lateral
Fecha: Octubre 2014
Enlaces: 


PRESENTACIÓN:
Dentro del basto abanico de fabricantes asiáticos de linternas de alto rendimiento y para un uso profesional, sin lugar a dudas hay solo unas pocas que tengan un carácter propio y personal en sus diseños y acabados. Nextorch, va un paso más allá y ofrece una amplia gama de linternas profesionales con un aspecto lejos del típico acabado “táctico” que la mayoría de fabricantes endiosan y reproducen hasta la saciedad.

La nueva Nextorch K10 es una pequeña linterna, destinada al uso civil cotidiano, ideal para el llavero, que a su vez incorpora una interesante novedad en el diseño de su interruptor.


Esta K10 llega presentada en una elegante y compacta cajita de cartón en la que la linterna queda a la vista casi en su totalidad a través de una ventana de la caja que nos muestra el blíster interno.


La linterna viene acompañada por un pequeño manual de instrucciones, e incluye una anilla para llavero así como una junta de recambio. En el interior de la linterna encontramos una batería AAA primaria (alcalina), previamente aislada mediante un adhesivo circular en su contacto negativo.

ACABADO EXTERIOR:
Como ya he mencionado, las linternas de Nextorch destinadas al uso civil se caracterizan por un diseño elegante y sobrio, sin los comunes acabados angulosos y sobresaturados de afiladas aletas disipadoras.
La K10 muestra un aspecto exterior liso, armonioso y clásico. Mecanizada completamente en aluminio tiene un acabado completamente liso, a excepción de una pequeña banda de knurling en el cuello de la cabeza que facilita su desenroscado.

El diseño de la linterna es ligeramente cónico, siendo algo más ancha en el extremo de la cabeza. Encontramos varios gravados a laser sobre el anodizado negro mate, HA III según especificaciones, como el logotipo y modelo en el cuerpo o las indicaciones junto al interruptor deslizante.

La óptica está compuesta por una lente TIR y un XP-G2 R5 de tinte neutro. El interruptor deslizante se opera mediante una pequeña palanca con dos posiciones fijas. Dicha palanca sobresale tímidamente del perfil de la linterna, lo que nos permite operarla de forma más o menos cómoda.

Las roscas muestran el cásico corte triangular típico en estos pasos pequeños, y llegan sin anodizar. En el interior de la cabeza divisamos la parte trasera del circuito regulador, el cual cuenta con un pequeño muelle para el contacto positivo y una indización sobre la polaridad.


El cuerpo está mecanizado en una sola pieza, y su principal rasgo es el diseño del orificio para la sujeción de la argolla, situado en el extremo final, que por lo redondeado de su acabado impide colocar la linterna en tailstand completamente.


INTERFAZ DE USUARIO:
La nueva Nextorch K10 está dotada con un interfaz de usuario similar al que ya vimos tiempo atrás en la K3, la primitiva versión 2AAA de esta misma familia. La novedad es el sistema de interruptor, incorporando un deslizante en lugar del clásico clicky o el rudimentario twisty.
  • Encendido y apagado: Se realiza mediante el interruptor deslizante, siguiendo las indicaciones gravadas a laser sobre la linterna. 
  • Modos: Los tres modos (Alto-Bajo-Estrobo) se seleccionan mediante el mismo interruptor deslizante. La linterna siempre enciende en el modo Alto, y si deseamos cambiar a otro modo debemos apagar y encender la linterna rápidamente, para ir alternando entre los tres modos.
  • Memoria de modos: La K10 no cuenta con ningún tipo de memoria de modos, por lo que tras un par de segundos desde su apagado, cualquier futuro encendido será siempre en modo Alto.
  • Bloqueo mecánico: Al contar con roscas no anodizadas, la K10 es capaz de encender incluso con sus roscas sin apretar completamente, lo que lógicamente impide el bloqueo de seguridad por desenroscado de la linterna.

(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)
Nextorch es uno de los muchos fabricantes que abrazan el estándar ANSI/NEMA FL1 a la hora de especificar el rendimiento de sus productos. Tras el test en esfera integradora, vemos como la concordancia entre los valores declarados por el fabricante y los medidos en mi propio home-lab setup son consistentes, algo que no me sorprende en absoluto. 

RENDIMIENTO:
Con 60LM declarados, y un runtime oficial de 100 minutos, la K10 se enmarca dentro del sector conservador, con unas especificaciones que nos hacen pensar que su rendimiento está acorde con su diseño y por tanto con el uso con el que los ingenieros de Nextorch han pensado a la hora de diseñarla.

Tras el habitual test de runtime en esfera integradora, con recargables obtengo un nada despreciable runtime de 70 minutos más o menos regulados, con unos 15 minutos extra en los que la linterna entra en una fase de caída progresiva antes de apagarse completamente. Recordad que las especificaciones a las que el fabricante hace mención incluyen otros tipos de baterías y también las tan aclamadas condiciones de laboratorio. Con una alcalina es posible superar los 100 minutos hasta que la salida caiga por debajo del 10%, a costa de tener una curva seguramente más prolongada.


Comparada con otras linternas populares del mismo segmento, la K10 muestra una buena concordancia dentro del pelotón, sin despuntar por encima ni por debajo.

PROYECCIÓN:
Dado el concepto de linterna de uso ocasional y polivalente, la K10 utiliza una combinación en su óptica que la hace ideal para la mayoría de tareas a las que una linterna de llavero es requerida de forma habitual. El XP-G2 que hay situado detrás de la óptica TIR ofrece una proyección inundadora, manteniendo un punto central grande y poco definido que se fusiona suavemente con la luz de derrame. Podemos apreciar como en los límites de la proyección hay algún tipo de anillo, seguramente producidos por el reflejo de la luz en el borde exterior de la lente.




El tinte del XP-G2 R5 es neutro, por lo que ofrece una apreciación de los colores mucho más real que los clásicos tintes fríos de los LEDs actuales. En lugar de tener una tendencia clara hacia el anaranjado o el amarillo (como en otros LEDs NW), este muestra una cierta tendencia hacia el verde, pero al estar combinado con el tono de luz cálida se hace algo menos molesto que los verdes fríos como en la Olight i3S.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Aunque en este formato tenemos ya cientos de alternativas, Nextorch ha innovado introduciendo este nuevo sistema de interruptor deslizante, que viene a ofrecer competencia a la extensa opción del twisty, las típicas linternas compactas que se encienden y apagan mediante el roscado, o la menos popular opción, el de las linternas con un interruptor clicky en este formato. Nextorch lo ha implementado de manera que apenas suma longitud total al paquete, siendo una de las AAA comunes más compactas de las que conozco, aun teniendo un punto de anclaje para la correa realmente sobredimensionado.

DQG Ti II · Nextorch K10 · Bronte RA01ss · Olight i3S · Tank007 E09 · Klarus MiX6Ti · Nitecore T2s · Fenix LD01
Aspectos negativos: El interruptor puede resultar incómodo de usar, especialmente para los que tenemos manos grandes. El tamaño de la linterna es bastante contenido, pero se podría haber conseguido una linterna mucho más compacta con un diseño menos “abultado” para el punto de anclaje en la cola, que además impide el tailstand. El modo bajo se consigue mediante PWM, pulsos de alta frecuencia que encienden y apagan el LED rápidamente para obtener una intensidad menor, y que puede resultar algo molesto o crear fatiga ocular especialmente si lo utilizamos por largos periodos o iluminamos objetos en movimiento.

Aspectos positivos: Lo que más me gusta en general de los modelos que Nextorch ofrece es sin duda su aspecto propio y personal, no táctico. La salida máxima parece muy proporcionada, ofreciendo un excelente compromiso entre tiempo de ejecución y rendimiento, con una eficiencia aceptable. La calidad constructiva es realmente buena, y la linterna se siente robusta gracias a las gruesas paredes de aluminio. La ausencia de memoria nos garantiza no tener que pasar por el modo estroboscópico si no lo requerimos, ya que este está situado al final de la secuencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!