lunes, 28 de octubre de 2019

OLIGHT BATON PRO



OLIGHT BATON PRO

LED: Cree XHP50.2 CW
Batería: 1x 18650 (incluida recargable)
Modos: 7 (Moonlight-Low-Med-High-Turbo-Strobe)
Interruptor: Digital, en cabeza
Enlaces:
Olight ha lanzado recientemente la Baton Pro, una linterna que se suma a la gama Baton de la marca, una de las más populares y reconocibles de las que este fabricante asiático mundialmente reconocido ofrece en la actualidad.

Esta Baton Pro nos llega a través del distribuidor oficial de Olight en España y Portugal, El Calden Nature.


El empaquetado de la Olight Baton Pro es compacto y práctico, llegando la linterna en una pequeña caja de cartón con una ilustración a escala de la linterna a todo color en su exterior, además de una pequeña descripción (en inglés) en su parte trasera, así como las especificaciones ANSI-NEMA FL1-2009.


En su interior encontramos además de la propia linterna, un buen puñado de accesorios: Cable con adaptador de carga magnético, manual de usuario (en múltiples idiomas incluido el español), una correa muñequera ajustable de paracord y una bolsita de tejido similar al terciopelo para guardar la linterna y sus accesorios. Dentro de la linterna encontraremos, debidamente aislada, una batería 18650 ORB-18C35 especificada en 3500mAh y una capacidad de descarga de 10A(~3C) continua.


Olight nos recuerda que antes de utilizar la linterna debemos retirar el aislante de la batería y además cargarla completamente. Esta unidad llegó con la batería a 3.8V, carga de mantenimiento.


ASPECTO EXTERIOR
La Baton Pro mantiene un aspecto muy similar al del resto de linternas de la gama Baton, con unas características estéticas muy marcadas y un diseño funcional, práctico a la vez que discreto y compacto.


Sus dimensiones son reducidas para una linterna convencional de esta salida máxima:



Con algo menos de 11 centímetros de largo, y un peso de poco más de 110 gramos (batería incluida) La Olight Baton Pro se sitúa como una linterna EDC de tamaño contenido para utilizar una 18650, más contenida aun si la comparásemos con otras alternativas recargables.

Comenzando por la cabeza de la linterna, tenemos un bisel completamente plano de lo que parece ser acero con un acabado electrochapado en color azul, que mantiene la lente TIR en su sitio. Olight ha grabado en el bisel la información sobre la salida máxima del emisor y el tinte del mismo, algo que resulta práctico a la hora de identificar la linterna entre sus dos variantes, luz neutra o luz fría.


La lente, como es de esperar en una marca como Olight, tiene un aspecto limpio e impoluto sin ningún tipo de suciedad o polvo en su interior.


A juego con el color azul del bisel encontramos también el marco del interruptor electrónico situado en el lateral de la linterna. El botón está recubierto de silicona que permite ver el indicador luminoso situado en el centro del mismo. El tacto del interruptor es muy bueno, con una respuesta táctil excelente.


El clip está sujeto mediante presión a una pista mecanizada en el lateral opuesto al interruptor, lo que nos permitirá localizar el interruptor al tacto fácilmente incluso en completa oscuridad. El clip tiene el mismo acabado que el bisel y el marco del interruptor, con un color azul muy bonito. El diseño del clip permite anclar la linterna en ambas direcciones, pero no es reversible. La tensión del clip es buena en sus dos sentidos, siendo la que ancla la linterna cabeza arriba la más segura al “morder” entre la zona de knurling y el clip.


Las roscas tienen un corte trapezoidal, están completamente anodizadas y llegan ligeramente engrasadas. En el interior de la cabeza encontramos el contacto para el polo negativo de la linterna, en forma de resorte.


Tal y como en las otras linternas de la gama Baton, la Pro mantiene la peculiaridad de que la batería se aloja con el polo positivo hacia el tapón de cola, al contrario que en la mayoría de linternas.


La linterna cuenta con tan solo dos partes principales, y si nos asomamos al interior del tubo divisaremos al fondo el contacto positivo y negativo para la batería, además de lo que parece un anillo de foam que evitará la sensación de traqueteo de la batería si agitamos la linterna.


La inusual posición de la batería se debe a la función de recarga de la batería, que está implementada de forma que solo recargará la batería incluida (gracias a que cuenta con contactos positivo y negativos en el extremo superior de la misma), aunque podremos usar la linterna con cualquier batería 18650 button top.


El aspecto exterior del tubo está protagonizado por el característico knurling que Olight utiliza en prácticamente toda su gama, que aporta un agarre estupendo y un tacto excelente.


En la base encontramos el orificio para sujetar la correa muñequera, situado en un lateral y por lo tanto permitiéndonos colocar la linterna en tailstand de forma sólida. Los contactos para el adaptador de carga están situados en la base, y son similares a los que podemos encontrar en otras Olight recargables como la, entre otras, la H2R.


Tras los contactos de la base del tailcap se encuentra un potente imán que es capaz de sujetar la linterna a una base férrea de manera segura, algo que resulta muy práctico



INTERFAZ DE USUARIO
La Baton Pro es una linterna EDC que cuenta con un interfaz de usuario muy completo con cinco intensidades y diferentes funciones como accesos directos, estrobo, temporizador de auto apagado, indicador del estado de la batería además de la propia función de recarga de la batería dentro de la linterna.



  • Encendido y apagado: Para encender la linterna basta con hacer un clic sencillo en el interruptor digital. Otro clic sencillo la apaga.
  • Cambio de modos: Manteniendo el interruptor pulsado con la linterna encendida, los modos alternarán en orden ascendente: Low-Med-High-Low-Med-High... Cuando estemos en el modo deseado, soltamos el interruptor y la intensidad queda fija.
  • Memoria: La Baton Pro cuenta con memoria de modo, por lo que al apagarla el último modo utilizado quedará memorizado, y la linterna accederá a este directamente en su próximo encendido. El modo Turbo se memoriza como High, y el estrobo NO se memoriza.
  • Modo Moon: Esta Olight cuenta con un modo Moon de 5LM, que está separado de los tres modos principales, y al que accederemos mediante una pulsación mantenida por más de un segundo con la linterna apagada. Al contrario de como ocurría con las S1 Baton, el modo Moon ahora si se memoriza.
  • Acceso directo a Turbo: Tenemos un interesante atajo para encender la linterna en su modo de máximo rendimiento: Bastará con hacer un doble clic sobre el interruptor con la linterna apagada o encendida.
  • Modo Estroboscópico: El modo estroboscópico está oculto, y se accede a él mediante una rápida triple pulsación con la linterna encendida. Cualquier operación, ya sea un cambio de modo o un apagado detendrá el estroboscópico.
  • Temporizador: La Baton Pro cuenta con dos temporizadores: Uno para el stepdown que tiene en su modo Turbo, y un segundo que permite una función que ya vimos en las Baton S1: Un apagado programado de la linterna, que se realizará transcurridos 3 o 9 minutos. Para activar el temporizador basta con hacer un doble clic manteniendo el interruptor pulsado con la linterna encendida, momento en el que la linterna (después de apagarse durante un instante) realizará una señal en modo de un parpadeo, lo que nos indica que hemos programado con éxito su apagado a los 3 minutos. Si queremos que el apagado se produzca a los 9 minutos, solo tenemos que repetir el doble clic, y la linterna nos confirmará el programado mediante un doble parpadeo.
  • Bloqueo: Gracias a sus roscas anodizadas, un leve giro de sus roscas evitará que la linterna se pueda encender de forma involuntaria. Además, la Baton Pro cuenta con un bloqueo electrónico de su interruptor, que consiste en mantener el interruptor pulsado por más de dos segundos con la linterna apagada. Mientras esté bloqueada, cualquier intento de encender normalmente la linterna hará que el indicador luminoso situado en el centro del interruptor se ilumine en rojo. Desbloquearemos la linterna repeliendo la operación.

  • Indicador luminoso en interruptor: El pequeño LED situado bajo el recubrimiento del interruptor nos indica el estado de carga de la batería mediante tres colores: verde para un estado de carga superior al 70%, naranja para entre el 15% y el 70%, y rojo para un 15% o inferior. Esta función no está presente en el modo Moon.

  • Carga: Usando el cable adaptador incluido, la Baton Pro puede recargar su batería sin necesidad de extraerla de la propia linterna. El procedimiento no puede ser más sencillo: Solo basta con acercar el extremo del cable adaptador al tailcap de la linterna para que los imanes situados en ambas partes se atraigan y centren una parte sobre la otra, comenzando así la carga. El extremo del cable se ilumina en rojo mientras carga, y en verde cuando la carga ha finalizado. Si utilizamos una fuente que proporcione menos de 1000mA de corriente (como el puerto USB estándar de un PC) el indicador parpadeará en rojo, y se iluminará en naranja si no hay batería insertada en la linterna, o hay algún problema con ella. La linterna además funciona a la vez que se recarga.



(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)
Las intensidades medidas en esfera integradora, a excepción del modo Moon, superan por un alto margen a lo especificado por el fabricante. Especialmente en su modo Turbo, esta unidad que estoy testando es capaz de rendir tras 30 segundos de funcionamiento ininterrumpido la friolera de 2600LM, un 30% más de lo que olight declara. Desconozco si se trata de algo puntual o generalizado, pero teniendo en cuenta que las diferencias positivas en el resto de modos son ligeras, considero esta subestimación por parte de olight algo positivo ya que apenas afectará al total de runtime al tratarse de un modo temporizado. El resto de modos tienen unas intensidades dentro del margen natural de error de la herramienta de medición, excepto el modo moon que se queda ligeramente por debajo.
La progresión de los modos es en mi opinión más que correcta, con un reparto natural en el que solo echaría de menos un modo más bajo.


RENDIMIENTO

La linterna muestra un acusado stepdown que la protege de sobrecalentamiento, bajando de Turbo a high para mantener la salida estable por aproximadamente dos horas y media. La regulación es totalmente lineal, a una salida real de algo más de 700LM reales, algo impresionante para una linterna mono-batería y de estas dimensiones relativamente reducidas. Tras ese tiempo, la linterna vuelve a bajar un modo, esta vez guiada por el voltaje de la batería, y se mantiene en medium por unos 50 minutos más rendimiento por encima de los 150LM, para volver a bajar un modo y mantenerse en low por más de media hora, apagandose por completo tras 235 minutos de uso ininterrumpido.


Debido al largo runtime de la linterna la gráfica queda algo comprimida en los primeros minutos de uso, y por ello he hecho este zoom para mostrar con más detalle el comportamiento del stepdown en los momentos críticos. Podemos apreciar ahora como, aproximadamente a los 100 segundos la linterna comienza a realizar un stepdown en dos fases, bajando de los 2600LM a 1500LM primero, y luego más gradualmente hasta los 700, empleando aproximadamente dos minutos y medio en el proceso, por lo que la progresiva bajada de intensidad pasa prácticamente inadvertida a nuestra vista, dando tiempo a nuestros ojos a adaptarnos progresivamente a inferior salida.


TINTE
Olight comercializa la Baton Pro en dos tintes, Cool White y Neutral White. En esta ocasión estamos testando una unidad de tinte frío.

El Cree XHP50.2 muestra un tinte frío con ligeros matices verdosos, aunque el empleo de una lente TIR reduce considerablemente el efecto "corona" tan típico de los LEDs de Cree con reflectores parabólicos.


Al comprar el tinte frente a otros neutros o ligeramente cálidos si vemos como el efecto verdoso sale a relucir, aunque es algo que ya me esperaba. En general es un tinte aceptable, al que aquellos que prefieren los tintes fríos estará ya completamente acostumbrados.

CONCLUSIÓN PERSONAL
La gama Baton se refuerza con esta nueva Baton Pro que, siguiendo los cánones funcionales de la marca, aporta una nueva alternativa para una linterna EDC redonda, que cubrirá sin lugar a dudas las necesidades de la gran mayoría de usuarios, ya sea para un uso intensivo como esporádico, y además lo hace manteniendo un aspecto externo continuista, fácilmente reconocible por su similitud con el resto de modelos de la gama.



Aspectos negativos: Sin lugar a dudas, mi mayor criticismo sobre esta nueva Olight es el salto en el modo Moon. En las S1 Baton o Smini, el modo Moon se queda en aproximadamente 0.5LM, y en la nueva Baton Pro pegamos un salto y multiplicamos esa cifra x10. Sigue siendo un modo bajo útil para interiores, pero pierde toda la utilidad de un modo Moon y bien podría ser uno de las intensidades normales de la linterna. Otra característica que se podría haber implementado fácilmente en esta Baton Pro habría sido una función localizador, que como ya hacen algunas linternas de otros fabricantes, utilizan el indicador LED del interruptor a modo de localizador haciendo cortos flashes cada x segundos para facilitarnos encontrar la linterna en plena oscuridad.

Fenix UC40UE · Fenix PD32 · Olight Baton Pro · Nicetoce EC2 · Emisar D4

Aspectos positivos: El interfaz de usuario, que ya me entusiasmó en las S1 Baton y Smini, es aun más redondo y completo con la incorporación del indicador del estado de batería y la capcidad de memorización del modo Moon. La función de apagado programado puede resultar realmente útil, al igual que el bloqueo electrónico del interruptor. La continuidad en el diseño del interfaz de usuario hace que, si ya has manejado una Baton en el pasado, te hagas rápidamente con el manejo del interfaz sin necesidad incluso de hojear el manual. El diseño compacto de la linterna es completamente funcional y además guarda una apariencia única que la identifica rápidamente como parte de la familia Olight. Una linterna excelente que, en mi opinión, se convierte en el flagship EDC de la gama.

jueves, 11 de julio de 2019

ACEBEAM TK16 Cu

ACEBEAM TK16 Cu


LED: 3x LUMINUS SST-20 CRI≥95
Batería: 1x 16340/RCR/CR123a
Modos: 7 (Moonlight-Low-Med-High-Turbo-Strobe)
Interruptor: Digital, en el tailcap
Enlaces:


PRESENTACIÓN
Acebeam acaba de lanzar un nuevo modelo EDC, disponible de momento en versiones de aluminio anodizado y una edición limitada de cobre.
Hoy vamos echarle un vistazo a la versión de cobre de la TK16.


El producto se presenta en una elegante caja de cartón rígido que denota mucha elegancia y clase. La caja está impresa con el diseño de la linterna, logotipo de la marca, y en la parte trasera encontramos información adicional, incluyendo el número de serie único de la linterna.


La caja se abre de forma telescópica, y dentro encontraremos otra caja en la que la linterna se encuentra encastada en espuma sintética para evitar cualquier tipo de desperfecto durante el transporte o almacenaje previo a la compra de la pequeña linterna.


La caja contiene además un juego de juntas de recambio, un pulsador de silicona extra, una tarjeta de garantía y un manual de instrucciones (en inglés y chino). La linterna llega envasada al vacío en una bolsa de plástico transparente. Esto es debido a que el fabricante quiere que la linterna nis llegue perfectamente pulida y brillante, evitando para ello el contacto del cobre con el oxigeno u otros agentes que podrían acelerar la aparición de pátina en su superficie.

Tomamos aire y lentamente nos disponemos a comenzar ese irreversible (aunque bello) proceso natural...


Una vez abierta la bolsa (usando el abre-fácil) la linterna luce espectacular: brillante, pulida y libre de cualquier marca, huella o signo de haber sido manipulada previamente.


La lente de la óptica está protegida por un film adhesivo, y el pulsador situado en la cola de la linterna llega a su vez protegido por un pequeño tapón rígido adhesivo. En el interior de la linterna encontramos una batería IMR16340 de 550mAh/10C (que de momento AceBeam no lista en su website) debidamente aislada para evitar su descarga accidental o parasitaria.


ACABADO EXTERIOR
La AceBeam TK16 Cu es una linterna compacta y de diseño elegante.


Lo primero que nos llama la atención al sacar la linterna de la bolsa protectora es su peso, que dado el material con el que ha sido creada es notablemente superior al que cabría esperar de una linterna de estas dimensiones mecanizada en típico aluminio. De hecho, esta versión de cobre pesa algo más de 70 gramos (aprox. 90 si contamos la batería) frente a los 37 gramos que especifica para la versión de aluminio de la TK16.



Con algo más de 66mm de largo y un diametro de 23mm la TK16 es una linterna verdaderamente compacta.

La óptica de la linterna consta de una triple TIR sujeta en su sitio mediante un bisel metálico, presumiblemente de acero, aunque tratado para que tenga ese tono rojizo y haga juego con el vivo tono del cobre del cuerpo de la linterna. Lo mismo ocurre con el tailcap y el clip.


El diseño del clip es similar al que podremos encontrar en otras linternas de estas dimensiones: Sujeto mediante presión a una pista situada aproximadamente en el centro de la linterna, lo que en teoría permitiría invertir su sentido aunque en realidad resultaría ciertamente poco práctico a la hora de desenroscar la cabeza para cambiar la batería. Otro detalle interesante es que el clip contiene el único punto de anclaje en caso de querer instalar una correa muñequera.


Las roscas están perfectamente mecanizas y llegan limpias y ligeramente engrasadas. Un detalle interesante es que el alojamiento de la batería parece contar con una especie de encamisado que, de poder ser retirado (que a primera vista no parece ser el caso), ¿permitiría usar una batería 18350?  Interesante... 
Los contactos para la batería están ambos realizados mediante resortes, por lo que se pueden emplear sin problemas baterías flat top.


El acabado del cuerpo de la linterna cuenta con un peculiar knurling que favorece el agarre de la linterna y está exquisitamente realizado.


Por último, desenroscando el bisel que rodea el pulsador de cola podemos fácilmente acceder al switch electrónico de la linterna. El tacto del interruptor es bueno, facil de pulsar con el pulgar pero no tanto como para encender la linterna accidentalmente si la llevamos en el bolsillo.

INTERFAZ
Lo primero que hay que comentar es que esta linterna se comercializa en tres versiones (en lo que a LEDs se refiere) distintas: Por un lado tenemos una triple CREE XP-G3 (1800lm max.), una segunda versión con un triple OSRAM (1300lm max.) y por último la versión que hoy nos ocupa, tres LEDs LUMINUS SST-20 (1250lm max.) Como podeís ver hay una gran diferencia, 550lm para ser exacto, entre lo que se especifica para la versión CREE y la LUMINUS. La principal diferencia entre estas tres opciones es obviamente el tinte de cada fabricante, que es algo de lo que hablaremos más abajo.


  • Encendido y apagado: Un click sencillo enciende o apaga la linterna.
  • Cambio de modos: Con la linterna encendida mantendremos el interruptor presionado para alternar entre los modos Low-Med-High.
  • Memoria: La linterna recuerda el último modo usado y accede a este automáticamente en su próximo encendido.
  • Acceso al modo "Moonlight": Para acceder al modo "sub-lumen" de la TK16 hay que, con la linterna apagada, mantener el interruptor presionado durante aprox. dos segundos. Este modo no tiene memoria de modos y en caso de apagar la linterna con el modo Moonlight seleccionado, en su próximo encendido lo hará en el modo previo.
  • Acceso al modo "Turbo": Una rápida doble pulsación, tanto con la linterna apagada como encendida, nos llevará al modo Turbo. Este modo no tiene memoria de modos y en caso de apagar la linterna con el modo Turbo seleccionado, en su próximo encendido lo hará en el modo previo.
  • Acceso al estrobo: Una triple pulsación tanto con la linterna apagada como encendida, nos llevará al modo estroboscópico. Este modo no tiene memoria de modos y en caso de apagar la linterna en este modo, en su próximo encendido lo hará en el modo previo.
  • Bloqueo: Podremos bloquear la linterna para evitar encendidos accidentales o impedir su uso a personas que desconozcan el funcionamiento de la TK16 mediante una pulsación, desde apagado, mantenida por aprox. 5 segundos. A los dos segundos la linterna entrará en el modo Moonlight, pero si seguimos manteniendo el pulsador apretado la linterna hará una serie de parpadeos indicando el correcto bloqueo electrónico. Para desbloquearla basta con repetir la operación manteniendo el pulsador 5 segundos presionado.
  • POWER y ECO modes: AceBeam ha dotado al interfaz de la TK16 con la posibilidad de personalizar la potencia de su modo Turbo entre dos opciones: Con el modo POWER tendremos el máximo rendimiento y con el modo ECO un equilibrio que nos puede ayudar a economizar el uso de la batería. Para cambiar entre las dos opciones hay que, primero, bloquear la linterna y una vez con el bloqueo activo realizar 10 pulsaciones sobre el interruptor. La linterna hará un flash de confirmación del cambio de grupo. 
  • Aviso de batería baja: Cuando el nivel de carga de la batería esté próximo a agotarse (3.1V para una RCR o 2.1V para una CR123a) la linterna nos avisará mediante un triple parpadeo cada 5 segundos.


(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)

La correlación entre lo especificado por AceBeam (para esta versión  con triple SST-20) y lo medido por la esfera integradora es realmente buena. El modo Low ofrece unos 20lm reales frente a los 13 teóricos, y el modo Turbo (POWER mode) se queda ligeramente por debajo, aunque todo dentro del margen de error previsto durante el calibrado.

RENDIMIENTO
Tratándose de una linterna de estas características he realizado un sencillo triple test de cinco minutos:

Por un lado tenemos el modo Turbo tanto en ECO como en POWER, y por otro tenemos el modo High. El modo Turbo en POWER mode enciende en prácticamente 1300 lumen y comienzo a bajar ligeramente (consecuencia de la temperatura y pérdida de voltaje) hasta alcanzar un stepdown que se activa a los aprox. 80 segundos de uso ininterrumpido, bajando progresivamente durante algo más de 20 segundos de los 1150lm en los que parece empezar a estabilizarse hasta aproximadamente 300lm.
El otro modo Turbo, en ECO mode, enciende en aproximadamente 800lm y ahora si la linterna trata de mantenerlos constantes, sufriendo una pérdida de aprox. 80lm durante los 300 segundos iniciales.
Ambos modos Turbo calientan la linterna notablemente, llegando los dos a inflar ligeramente el recubrimiento de silicona del tailcap, debido a que el aire que queda dentro de la linterna se expande debido al aumento de la temperatura.
Por último el modo High muestra un rendimiento lineal en el rango de los 450lm sin apenas pérdidas en los primeros cinco minutos de uso.


Evidentemente necesitaremos una buena batería 16340 para obtener unos resultados acordes con lo especificado por el fabricante, y aunque para el ECO mode nos bastaría con una RCR de cierta calidad, si vamos a utilizar el POWER mode necesitaremos una IMR o similar. La batería suministrada junto a la linterna parece ser idónea, ya que declara una capacidad de 550mA y una descarga continua de 10C, y que tras descargarla a 500mA con corte a 3V obtengo una capacidad de 627mAh.

LUZ Y TINTE
Un triple emisor con una lente TIR y en este tamaño nos va a dar una proyección muy inundadora, ideal para un uso EDC. 


Lo que realmente tiene una relevancia importante en esta versión SST-20 es el tinte. Con un CRI (acrónimo de Índice de Reproducción Cromática en inglés) igual o superior a 95, y un tinte neutro tirando a cálido (que yo situaría entre los 3500K y los 3800K), la luz que emana de esta linternilla es exquisita. Los colores se muestran vivos y casi exactamente tal y como lo hacen bajo la luz del astro rey, sin el típico efecto "plano" que ofrece el típico tinte frío de 6000K o superior.

Otro punto fuerte de la óptica de la TK16 es el empleo de una lente TIR en lugar del clásico reflector parabólico. A parte de la mejora en la transmisión de la luz con unas teóricas pérdidas inferiores al reflector clásico, la TIR nos dota de un tono realmente uniforme en la proyección, sin el típico desvío cromático que los reflectores generan especialmente en la zona que rodea el hotspot.


A su lado, la luz del CREE XM-L2 que la SWM M11R "Ti Dream" monta de fabrica parece un auténtico farolillo azulado de tres tonos.

CONCLUSIÓN PERSONAL
Una linterna de cobre, de latón, de titanio... son objetos de colección que normalmente buscan enamorar por su diseño al entusiasta por encima de ofrecer una herramienta lumínica. En este caso AceBeam nos ofrece la TK16 en su versión de aluminio anodizado, apta para un público generalista más casual, y por otro esta versión de cobre (y si hacemos caso a la caja, en el futuro posiblemente otra versión de titanio) más dirigida al entusiasta o aficionado al mundillo que busca un objeto de colección.


Olight S1Baton Cu · AceBeam TK16 Cu · JetBeam Jet II PRO Ti · EagTac D25C Ti · SWM M11R Ti Dream · SWM V10R Ti+

Aspectos negativos: La ausencia de un punto de anclaje para una correa que no sea el propio clip (sujeto mediante presión a la linterna) es en mi opinión el punto negativo más evidente de esta TK16. El diseño del clip, siempre desde un punto de vista subjetivo, es mejorable y siendo un acérrimo defensor de los ya casi extintos clips atornillados para linternas EDC, creo que uno similar al de la D25C le habría quedado estupendamente.


Aspectos positivos: Me encanta que un fabricante ofrezca un abanico tan amplio de posibilidades dentro de un único modelo: Tres tipos de emisores LED, cada uno con su tinte característico, y dos versiones (quizás tres si como reza en la caja la versión de titanio llega en el futuro) de acabado para el cuerpo. La atención al detalle tanto en la presentación del producto como en el acabado de la linterna y la calidad mecánica es notable, como cabe esperar de una linterna de estas características. El interfaz de usuario es fácil de dominar pero completo y con la posibilidad de personalizar el modo más alto dependiendo de nuestras preferencias o necesidades.