Sobeler.com

domingo, 9 de febrero de 2014

NITECORE P12

NITECORE P12
LED: CREE XM-L2 T6
Batería: 1x 18650 / 2x (R)CR123
Modos: 4 Intensidades + 3 modos estroboscópicos ocultos
Interruptor: Doble (Forward en la cola, electrónico en la cabeza)
Fecha: Febrero 2014
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
La gama Precise de Nitecore acaba de recibir recientemente una nueva incorporación, con la nueva Nitecore P12. Una linterna sencilla y funcional que viene a completar un hueco existente entre la familia Nitecore, el de una linterna para una sola 18650 totalmente lisa con un diámetro uniforme en todo su cuerpo.
La presentación de la linterna sigue la línea por todos conocida, con la caja de cartón  impresa alojando en su interior un blíster con la linterna, accesorios y documentación de la linterna. En esta P12 encontramos como accesorios la clásica correa de paracord con ajuste para la muñeca, un anillo táctico de plástico y un clip de acero con baño/acabado en titanio y una funda. Se adjuntan también un par de juntas de recambio, así como la habitual tarjeta de garantía de Sysmax y un manual de instrucciones completo.

ACABADO EXTERIOR:
Esta nueva Nitecore P12 presenta un aspecto exterior simple y sencillo, con un diseño prácticamente liso a lo largo de su cuerpo, con una cabeza de igual diámetro al del resto del tubo, y por lo tanto con una pequeña óptica y alcance limitado.

El anodizado negro, como es costumbre en todas las linternas de la marca, presenta un tono mate y completamente uniforme en todas las piezas que componen el chasis de la P12. 
La cabeza está dotada de un bisel plano, con una lente de cristal con tratamiento antirreflejos. El reflector es liso, y algo profundo para su diámetro. El XM-L2 se encuentra correctamente centrado en mi unidad, aun prescindiendo de mecanismo centrador.
Exteriormente, la cabeza cuenta con cuatro discretas pero profundas aletas disipadoras, que dan paso a una pista lisa donde se aloja el interruptor electrónico para el cambio de modos, con indicador luminoso bajo su cubierta que actúa como indicador de voltaje y avisador de baja batería.
A continuación encontramos una zona ligeramente sobredimensionada con un acabado parcialmente hexagonal, que actúa como mecanismo anti-roll y evita que la linterna ruede al ser depositada sobre una superficie lisa. El driver está oculto bajo un protector mecánico contra la polaridad inversa, por lo que las baterías ideales para esta P12 serán las button-top.
Las roscas se encuentran anodizadas tanto en la unión con la cabeza como en la del tailcap, permitiendo el bloqueo mecánico de la linterna en cualquiera de las dos uniones con simplemente un leve giro de rosca. Llama la atención lo generosamente lubricadas que llegan ambas roscas, incluyendo también una buena capa de grasa los gruesos O-rings con los que se garantiza la impermeabilidad IPX-8 de ambas uniones.


La pared del tubo cuenta con un grosor considerable, por lo que la linterna no tiene esa sensación de ser extremadamente endeble como ocurre con otras linternas similares. Exteriormente el tubo es muy similar al que encontramos en la Nitecore P25, con un acabado de knurling sobredimensionado, aunque nada agresivo, con varias pistas lisas que lo cruzan, y dos planos opuestos en los que se alojan los logotipos en un gravado a laser claro y definido.
Junto a la unión del tailcap encontramos una pista lisa destinada a alojar el clip, que se sujeta por presión. Este clip, idéntico al que encontramos en otros modelos de la serie P, solo puede ser instalado en una dirección, ya que no hay una segunda pista mecanizada, y el paso de las roscas no es intercambiable.
Por último, el tailcap es idéntico al que encontramos en múltiples linternas Nitecore, entre ellas la P25, MT40, MT2C, MH2C, MH40, MT25, MT26... Incluso es el mismo diseño que el de la nueva gama C (CR6, CG6, CB6…), de tal manera que el interruptor remoto RSW1 es compatible con todas estas linternas. Al anillo táctico se instala de la misma forma que en las otras linternas de la serie, a presión y sujeto por el roscado del tailcap. Dicho anillo, además de ofrecer un agarre tipo “cigarro” más cómodo y seguro, actúa también como mecanismo anti-roll y ofrece un punto extra para la fijación de la correa mediante el perforado de una de sus secciones.
Dicho tailcap incorpora en su interior un interruptor mecánico forward, también conocido como interruptor táctico, que permite el encendido momentáneo de la linterna sin llegar a hacer click, proporcionando un encendido rápido y habilitando a su vez la capacidad de realizar señales en código morse con cualquiera de los modos.
Las dos almenas que rodean el recubrimiento de silicona permiten colocar la linterna en tailstand de forma estable, y proporcionan también un punto de fijación para la correa muñequera. 

INTERFAZ DE USUARIO:
Aunque sin nada innovador o especialmente llamativo, la P12 cuenta con un interfaz de usuario completa muy similar a la que encontramos en linternas similares:

  • Encendido: La linterna, como ya he mencionado anteriormente, cuenta con un interruptor forward situado en el tailcap, mediante el cual encendemos la linterna de forma momentánea (pulsando sin llegar a hacer click, la linterna permanecerá encendida mientras mantengamos la presión el al interruptor) o de forma permanente (Pulsando hasta oír el Click y soltando).
  • Cambio de modos: Con la linterna encendida (incluso en un encendido momentáneo), apretamos el pulsador de la cabeza para ir alternando entre los 4 modos principales de la linterna, en orden ascendente: Lower -> Low -> Mid -> High.
  • Acceso a los modos especiales: La P12 cuenta con tres modos especiales, modos estroboscópicos ocultos de la secuencia principal y que no interfieren en el uso cotidiando de la linterna. Para acceder a dichos modos especiales, con la linterna encendida, mantenemos el pulsador electrónico de la cabeza apretado un par de segundos para entrar en el modo estroboscópico. Repitiendo la pulsación mantenida, pasaremos al modo SOS (que emplea algo más de 10 segundos en completar la secuencia morse), y si repetimos una vez más la operación accederemos al modo Beacon, un modo baliza/localizador que emite un flash cada aproximadamente dos segundos. Podemos volver a los modos principales con pulsación sencilla sobre el interruptor de la cabeza.
  • Memoria: Lógicamente la linterna recuerda el modo principal en el que la apagamos, y volverá a este en el siguiente encendido. Los modos especiales no cuentan con memoria, a excepción del modo estroboscópico que si puede ser memorizado y utilizado de forma táctica en conjunción con el encendido momentáneo.
  • Bloqueo mecánico: Gracias a sus roscas anodizadas, la Nitecore P12 puede ser bloqueada mediante el desenroscado parcial de cualquiera de sus roscas. De esta forma evitaremos un encendido accidental o inadvertido. Al contar con un interruptor mecánico, no existe lógicamente consumo parasitario cuando la linterna está apagada.
  • Indicador luminoso de carga: Bajo el recubrimiento del pulsador electrónico de la cabeza encontramos un LED azul, el cual parpadeará una vez cada dos segundos cuando la batería se encuentre al 50% de su carga, y rápidamente cuando la batería necesite ser sustituida.


  • Lector del voltaje de la batería: Presionando simultáneamente el botón de modos y el interruptor del tailcap, la linterna emitirá una secuencia de parpadeos en el indicador del botón de modos, mostrándonos el voltaje real de la batería, tal y como hemos visto ya en varias linternas de la marca. Por ejemplo, una batería completamente cargada se traduciría en 4 parpadeos, una pausa de segundo, y dos parpadeos. En el caso de utilizar dos baterías CR123 o RCR, el indicador mostrará la suma del voltaje de ambas baterías.

(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)

Tras la medición de los modos en la esfera, obtengo datos cercanos a los que Nitecore especifica para condiciones de laboratorio. He incluido también un quinto modo, situado entre el Mid y el High, que representa la intensidad en la que la P12 se estabiliza transcurridos unos minutos desde su activación y posterior stepdown. Más detalles a continuación.

RENDIMIENTO:
Vamos ahora a ver como esta nueva P12 se comporta a lo largo de un encendido continuo:
Como esperábamos, la linterna cuenta con un stepdown programado a los tres minutos de uso continuo en su modo máximo, momento en el cual la linterna empieza una gradual caída en su salida para, dos minutos después, estabilizar su salida en alrededor de 460LM. Pasados unos 40 minutos, la linterna baja al modo medio, donde permanecerá estable hasta algo más de las cinco horas desde su activación. Gracias a esta secuencia se consigue una excelente eficiencia y gestión energética, siempre con la posibilidad de ciclar la linterna para volver a obtener la salida previa a los dos stepdowns.

Por lo largo del runtime, la gráfica comprime demasiado los primeros minutos del test, por lo que aquí tenéis un zoom de la zona interesante.

El primer stepdown, presenta una forma en su línea peculiar, ya que hace que la salida decrezca  de forma progresiva durando dos minutos, eliminando así el bajón repentino al que la mayoría de linternas nos tienen acostumbrados, ya que gracias a la progresiva caída no seremos capaces de advertir la bajada.
Este tipo de stepdown progresivo lo vimos por primera vez en la Nitecore P25, hace ya algún tiempo.

PROYECCIÓN:
Con un reflector de apenas 20mm de diámetro, la proyección de esta P12 es claramente inundadora, aunque consigue algo de alcance (222 metros según especificaciones) a base de potencia bruta. El reflector liso crea una proyección bastante limpia, con un hotspot relativamente pequeño para lo que uno se espera de una óptica de estas dimensiones. 
La corona que rodea el punto central tiene el clásico halo amarillento, seguido de un spill bastante uniforme. El tinte es blanco frio con una ligera tendencia al azulado, especialmente en los modos bajos.



CONCLUSIÓN PERSONAL:
La nueva Nitecore P12 resulta ser una linterna con carácter táctico pero con habilidades que la hacen también una excelente opción para el uso diario. Sus líneas lisas y armónicas, con una cabeza del mismo diámetro que el resto de la linterna la hacen cómoda de alojar en cualquier bolsillo, y aunque su tamaño no es precisamente el más pequeño entre las linternas del mismo formato, si deja a un lado esa sensación de fragilidad que otras linternas con paredes más finas y secciones más pequeñas transmiten. Veo con satisfacción como la calidad mecánica de los acabados es excelente, así como la funcionalidad implementada en su interfaz de usuario.
18650 · Eagletac TX25C2 · Fenix PD32 G2 · Nitecore P12 · Olight M20 Warrior · Nitecore P25 Smilodon
Aspectos negativos: Al leer la tabla de rendimiento facilitada por el fabricante, llama la atención como entre el modo Mid y el modo High existe una enorme diferencia en rendimiento. Era de suponer, y así lo he atesorado, que la linterna tendría un modo entre ambos para suplir ese enorme escalón, pero una vez más el fabricante (y no es este el único en hacerlo) nos obliga a pasar por la secuencia temporizada para acceder a dicha intensidad intermedia. Con solo 4 intensidades, en mi humilde opinión creo que ese modo de 460LM habría estado muy bien entre los ya existentes, dándonos la opción de seleccionarlo sin tener que pasar por el stepdown, como en la P25 por ejemplo.

Aspectos positivos: Empezaré con la ya mencionada excelente calidad mecánica en el proceso productivo de las distintas partes de esta linterna. Nitecore es una de esas marcas en las que el acabado mecánico de sus productos es totalmente reconocible entre los distintos modelos, con detalles de calidad como la ausencia completa de marcas de mecanizado en los planos del tubo, la homogeneidad en el tono de su anodizado o el perfecto acabado de todos los ángulos. Me gusta también el interfaz de usuario, que aun siendo bastante básico es capaz de ofrecer un acceso rápido y sencillo a todos los modos, de una forma bastante intuitiva. Otro detalle muy interesante, y ausente en muchas linternas tácticas actuales, es el acceso instantáneo al modo estroboscópico, directamente desde le pulsador trasero, gracias a la memoria implementada solo para este modo de los tres especiales únicamente para este fin, consiguiendo así una linterna capaz de encender momentáneamente en estroboscópico. El progresivo primer stepdown es también una interesante propuesta, eliminando esa abrupta caída a la que la últimamente nos tienen acostumbrados. Potente, versátil y bien construida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!