Sobeler.com

jueves, 13 de febrero de 2014

NITECORE CR6 Chameleon

NITECORE CR6 Chameleon
LED: 1x XP-G2 R5, 1x RED XP-E R2, 2x 5mm RGB LEDs
Batería: 1x 18650 / 2x (R)CR123
Modos: 5 Modos de luz blanca (+1 modo Firefly oculto), 3 Modos de luz roja principal, 3 modos de luz RGB axiliar, 3 estroboscópicos blancos + 1 estroboscopico de color ocultos.
Interruptor: Triple (Doble electrónico en la cabeza, Forward en la cola)
Fecha: Febrero 2014
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
El camaleón es un pequeño reptil que tiene la asombrosa habilidad de poder cambiar de color según las circunstancias. Nitecore lanza una nueva gama, bautizada con el nombre inglés de este interesante animal, Chameleon, destinada a ofrecer alternativas de calidad para aquellos que buscan una linterna capaz de ofrecer un rango amplio de iluminación en distintos colores. La gama se compone de un total de 5 linternas, todas ellas compartiendo el mismo diseño y difiriendo solo en el LED primario para el color.
Así pues todas las Chameleon comparten uno de los dos LEDs principales, un XP-G2 R5 CW y se diferencian en el LED principal dedicado al color, en la CR6 para luz roja (XP-E R2, Max. 120LM), CG6 para luz verde (XP-E G2, Max. 185LM) y CB6 para luz azul (XP-E D4, Max. 35LM). Además existen otros dos modelos, que equipan LEDs primarios fuera del espectro visible, que son la CU6 con un LED ultravioleta y la CI6 para luz infrarroja.
En general, el empaquetado es consistente con las anteriores presentaciones de productos de la marca, con una caja de cartón impresa en la que predominan el negro y el amarillo, firma de la marca. Nitecore ha diferenciado los distintos modelos de la gama, utilizando un diseño de impresión distinto en cada uno de ellos. Como siempre, la caja detalla en su exterior algunas especificaciones interesantes y lo que encontramos en su interior es lo que la marca nos tiene acostumbrados: Además de la linterna, un funda textil para la linterna con cierre por velcro, una correa muñequera de paracord, un clip opcional, un anillo táctico, un juego de o-rings de recambio así como un recubrimiento del interruptor del tailcap, y un manual de instrucciones acompañado de la tarjeta de garantía Sysmax.

ACABADO EXTERIOR:
El aspecto de la linterna es bastante similar en esencia a la SRT7, con una construcción que recuerda a esta, obviamente prescindiendo del anillo magnético e incorporando entre otras cosas un reflector bastante distinto.

Anodizado negro mate uniforme y de calidad una vez más en una nueva Nitecore, con un mecanizado preciso y libre de fallas. Textos gravados a laser en blanco muy bien definidos y claramente visibles.
Empezaremos con la cabeza de la linterna, con unas dimensiones considerables, en la que encontramos la óptica de la linterna. Esta sofisticada CR6 incorpora un total de 4 emisores LED, dos primarios (XP-G2 blanco y XP-E rojo) que trabajan por separado, y otros dos LEDs tipo 5mm RGB que trabajan de forma conjunta y son capaces de ofrecer los tres colores (Rojo, Verde y Azul) desde el mismo encapsulado. 
El reflector está compuesto por dos colimadores independientes para los LEDs principales, idénticos en diámetro y profundidad, y los LEDs de 5mm están montados directamente sobre un orificio de la base plana no utilizada. Una lente con tratamiento anti-reflejos y un bisel de acero con acabado en “arenado”, idéntico al que encontramos en la EA4 o la P25 rematan la óptica de la linterna. La forma exterior de la cabeza tiene un acabado cónico y está parcialmente hexagonada sobre las aletas disipadoras.

Entre dichas aletas disipadoras encontramos el doble pulsador electrónico para el control de los modos y los colores, recubierto con una silicona en la que se diferencian claramente ambos botones al tacto gracias a un “separador” que sobresale justo en el centro de estos. Existen dos grabados en relieve, WHITE y COLOUR, que nos dan una idea de para qué sirve cada botón. Dicho botón está retro iluminado, haciendo funciones de avisador de bajo voltaje, aunque pierde la habilidad de la lectura de Voltios de la batería como vimos recientemente en la Nitecore P12.  En el interior del cuello encontramos un disco flotante con mecanismo de protección mecánica contra la instalación de baterías con la polaridad invertida, por lo que las baterías que utilicemos en la gama Chameleon deberán ser button-top. 
El tubo central cuenta con una pared generosa en espesor, con roscas anodizadas en ambos extremos, así como una generosa dosis de lubricante tanto en roscas como en las juntas.
El knurling es bastante liso y sobredimensionado, por lo que no ofrece una mejora sustancial en el agarre de la linterna, aunque por la forma y los accesorios el grip es bastante bueno en general.
El clip puede ser instalado en ambas direcciones, gracias a las dos pistas mecanizadas para tal efecto en el tubo. 
El diseño del tailcap es idéntico al que encontramos en múltiples linternas Nitecore, entre ellas la P25,P12, MT40, MT2C, MH2C, MH40, MT25, MT26... de tal manera que el interruptor remoto RSW1 es compatible con todas estas linternas. 
En general, la construcción de esta CR6 está dentro de la tónica habitual de la marca Nitecore, con un acabado excelente.

INTERFAZ DE USUARIO:
Llega el momento de desgranar el principal atractivo de esta linterna, que por lo que he podido leer es idéntico al del resto de linternas de la serie Chameleon, y que ofrece un amplio abanico en lo que a modos y colores se refiere:

  • Encendido: La linterna, como ya he mencionado anteriormente, cuenta con un interruptor forward situado en el tailcap, mediante el cual encendemos la linterna de forma momentánea (pulsando sin llegar a hacer click, la linterna permanecerá encendida mientras mantengamos la presión el al interruptor) o de forma permanente (Pulsando hasta oír el Click y soltando).
  • Cambio de modos (Luz blanca): Con la linterna encendida (incluso en un encendido momentáneo), apretamos el pulsador izquierdo de la cabeza (con el relieve WHITE) para ir alternando entre los 5 modos de luz blanca principales de la linterna, en orden ascendente: Lower -> Low -> Mid -> High -> Turbo.
  • Cambio de modos (Luz roja/RGB): Con la linterna encendida (incluso en un encendido momentáneo), apretamos el pulsador derecho de la cabeza (con el relieve COLOUR) para ir alternando entre los 3 modos de luz roja principales de la linterna, seguidos de los tres colores procedentes de los dos LEDs RGB auxiliares en el siguiente orden: Low -> Mid -> High -> Rojo Auxiliar -> Verde Auxiliar -> Azul Auxiliar.
  • Memoria: La linterna recuerda el modo en el que la apagamos, y volverá a este en el siguiente encendido, independientemente del color. Así pues, podremos memorizar dos intensidades y acceder a ellas momentáneamente con solo pulsar el botón adecuado de la cabeza. (Por ejemplo, el modo Turbo para el XP-G2 y el modo Low para el XP-E).
  • Acceso directo al Turbo (Luz blanca): Con la linterna apagada, apretamos simultáneamente el botón izquierdo WHITE y el switch del tailcap, y la linterna encenderá directamente en modo Turbo.
  • Acceso a los modos especiales de luz blanca: La CR6 cuenta con cuatro modos especiales, modos estroboscópicos ocultos de la secuencia principal y que no interfieren en el uso cotidiando de la linterna. Para acceder a dichos modos especiales, con la linterna encendida, mantenemos el pulsador electrónico de la izquierda (WHITE) apretado un par de segundos para entrar en el modo estroboscópico. Repitiendo la pulsación mantenida, pasaremos al modo Beacon, un modo baliza/localizador que emite un flash cada aproximadamente dos segundos, y si repetimos una vez más la operación accederemos al modo SOS (que emplea algo más de 10 segundos en completar la secuencia morse. Podemos volver a los modos principales (ya sea blanco o color) con pulsación sencilla sobre el interruptor adecuado de la cabeza.

  • Modo estroboscópico de color: Si efectuamos la anterior operación sobre el pulsador de la derecha, la linterna entrará en un modo  de estrobo policial, alternando varias ráfagas de luz roja y azul provenientes de los LEDs auxiliares. Cuidado con esta función en la vía pública…
  • Memoria especial para el modo estroboscópico: Algo que nos llamó la atención positivamente en la anterior revisión de la Nitecore P12 fue la capacidad de memorizar el modo estroboscópico. La CR6 (y por consiguiente toda la gama) es capaz también de reproducir este comportamiento, ofreciendo una función puramente táctica. Apagando la linterna desde cualquier modo especial de luz blanca (Estrobo, Beacon o SOS), la linterna encenderá en Estrobo.
  • Modo Firefly oculto: Aunque no está documentado en el manual de instrucciones, existe un sexto modo oculto de luz blanca, un modo firefly de menos de 0.1LM. Para acceder a este, tenemos que encender la linterna presionando simultáneamente el botón COLOUR y el switch del tailcap. La linterna encenderá en el modo de color memorizado como lo haría normalmente, pero si presionamos el botón WHITE, accederemos a dicho modo sub-lumen. Este modo también puede ser memorizado.
  • Bloqueo mecánico: Gracias a sus roscas anodizadas, la Nitecore CR6 puede ser bloqueada mediante el desenroscado parcial de cualquiera de sus roscas. De esta forma evitaremos un encendido accidental o inadvertido. Al contar con un interruptor mecánico, no existe lógicamente consumo parasitario cuando la linterna está apagada.
  • Indicador luminoso de carga: Bajo el recubrimiento del pulsador electrónico de la cabeza encontramos un LED azul, el cual parpadeará una vez cada dos segundos cuando la batería se encuentre al 50% de su carga, y rápidamente cuando la batería necesite ser sustituida.

 (Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)
Como es habitual, obtengo unos valores bastante consistentes a los especificados por Nitecore para la luz blanca. Para los modos de color, tenemos algunas diferencias notables especialmente en el High para el LED principal rojo. He de decir que desconozco si la longitud de onda del color afecta a la lectura del sensor de la esfera integradora, ya que esta no fue ideada para medir luz de color. Dejando a un lado esta discrepancia, los otros dos modos de luz roja parecen bastante concordantes con las especificaciones. He medido también los LM captados por la esfera para los distintos colores de los LEDs RGB, pero de nuevo tomad estos valores con, como dirían los ingleses, una “pizca de sal”.

RENDIMIENTO:
La curva del XP-G2 en su modo máximo muestra una buena eficiencia, con un rendimiento lumínico excelente:
Una regulación bastante plana y sin stepdowns para un potente modo de más de ~450LM por algo más de una hora, donde empieza ese gradual descenso fuerda de regulación. De esta forma, se obtiene una eficiencia mejorada frente a modos completamente regulados de forma lineal, maximizando así el tiempo con luz útil.

El modo High para el LED rojo primario muestra una regulación igualmente plana, con un runtime extendido frente al de su vecino blanco:
En general, la CR6 muestra una buena eficiencia en los modos máximos de sus dos LEDs primarios, con un buen compromiso entre potencia lineal y runtime.


PROYECCIÓN:
Por el diseño de doble reflector para LEDs independientes, es de esperar que la proyección no sea lo redonda y nítida que otras linternas con un solo reflector y LED ofrecen. 
El XP-G2 R5 muestra un tinte blanco frío realmente bueno, libre de halos verdosos o azulados. El reflector liso crea una proyección polivalente, con un hotspot bien definido por lo que es de esperar un alcance decente para las dimensiones reales y practicables del reflector (190m según fabricante). Por el diseño del doble reflector independiente, vemos como la proyección muestra una zona “extra” iluminada, resultado del solapado de ambos reflectores. Esto se debe a que parte de la luz emitida por el XP-G2 es captada por el reflector del XP-E R2 y rebotada OTF. Dicho efecto es visible a cortas distancias, pero una vez fuera en la vida real no es fácil advertirlo.
Lo mismo ocurre con la proyección del XP-E R2 rojo. El efecto del solapado se encuentra ahora en el lado opuesto de la proyección (todas las fotografías han sido tomadas con la linterna inmóvil para que tengáis una idea más aproximada de este fenómeno). El tinte rojo es realmente rojo e intenso, aunque la cámara tiende a saturar bastante las tomas. Nitecore no declara en sus especificaciones su longitud de onda, pero según las especificaciones de CREE, fabricante del XP-E R2, tiene un mínimo de 620 y un máximo de 625nm.
Por último, los dos LEDs de 5mm RGB ofrecen, como es de esperar en este tipo de encapsulados, una luz mucho más tenue que la de los powerleds CREE, y con una proyección en la que abundan los artefactos. He utilizado una velocidad mucho menor para captar mejor el efecto, por lo que estas tomas no son comparables a las anteriores. De nuevo, la linterna a estado inmóvil entre las tres tomas, para ilustrar mejor otro efecto poco atractivo de estos LEDs, la diferencia en el ángulo de proyección de la luz. Esto es debido a la posición del segmento de cada color dentro del die del LED.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
La gama Chameleon ofrece una alternativa seria y real para aquellos que busquen una linterna profesional multicolor, con una linterna blanca convencional integrada y con la calidad contrastada de una de las marcas líderes mundiales en el segmento. El XP-E R2 rojo ofrece un excelente rendimiento, con las cualidades de la luz roja ahora comparables a las de cualquier linterna blanca. Recordemos que en el pasado reciente Nitecore ha experimentado con los colores en la gama SRT, nada que ver con lo que ahora la gama Chameleon ofrece.
18650 · Eagletac TX25C2 · Fenix PD32 G2 · Nitecore CR6 · Olight M20 Warrior · Nitecore P25
Aspectos negativos: En general, es difícil encontrar aspectos negativos reseñables desde un punto de vista subjetivo. El solapado de la proyección es algo que puede engañar al usar la linterna por primera vez, ya que puede resultar algo molesto a la vista “entrenada” de aquellos que se pasen la noche jugando con linternas, pero una vez en exteriores lo olvidaremos rápido. Echo en falta la versátil lectura de voltaje vista en la reciente Nitecore P12 y otras linternas de la marca, con las que comparte el aviso de bajo voltaje sobre el botón retro iluminado. La pobre proyección y rendimiento de los LEDs RGB de 5mm es algo previsible, por las cualidades de estos LEDs. También es algo molesto tener que pasar por los tres colores de los LEDs auxiliares cada vez que queramos pasar en el XP-E rojo del High al Low.

Aspectos positivos: Empezando por la calidad productiva de Nitecore, capaz de dotar de un aspecto propio y distintivo a sus mecanizados y acabados, esta CR6 es una nuevo ejemplo de saber y buen hacer. No se han conformado con implementar un LED extra, sino que además lo han dotado de tres modos, regulados, con un emisor de calidad, y con una excelente eficiencia en ambos leds principales, en la línea de cualquier otra linterna de la marca. Me gusta esta nueva tendencia de habilitar una memoria “especial” para el estrobo, que confiere a la linterna una función básica para el uso táctico, sin resultar advertible en el uso común. Me parece muy inteligente el haber utilizado el mismo diseño de tailcap en múltiples linternas, simplificando la búsqueda y compatibilidad del pulsador remoto. En general, la gama Chameleon me ha parecido una excelente idea en la que, gracias al abanico disponible de tres colores además de la versión ultravioleta e infrarroja, todo aquel que tenga una necesidad especifica podrá contar con dos linternas en una, con la garantía de una herramienta de calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!