Sobeler.com

domingo, 10 de febrero de 2013

OLIGHT H15 WAVE


OLIGHT H15 Wave
LED: Cree XM-L (Bin desconocido) + 2x LED Rojos de 5mm 
Batería: 4x AAA
Modos: 4 (Bajo-Alto-Luz roja-SOS)
Interruptor: Doble (Porta baterías y Cabezal) + Control gestual
Fecha: Febrero 2013
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
Olight ha lanzado recientemente al mercado su primer frontal, llamado H15 Wave. Además de ser el primer frontal de la marca, incorpora algunas características distintivas, en especial el control gestual mediante el cual podemos cambiar de modos o apagar el frontal sin necesidad de tocarlo.
La presentación es más que correcta, llegando dentro de una caja impresa con las especificaciones principales del producto en su exterior, y con dos pequeñas ventanas que nos muestran las dos partes principales del frontal en su interior.
Una vez abierta, tenemos un blíster en tres partes, alojando el porta baterías y frontal en la parte superior, y las bandas elásticas desmontadas en el interior.
 Incluye además tarjeta de garantía y un pequeño manual de instrucciones en chino e inglés.

ACABADO EXTERIOR:
Se podría decir que este frontal tiene un aspecto muy característico, gracias a los LEDs rojos auxiliares, el emisor y receptor de infrarrojos y el difusor abatible, todo ello instalado de forma muy compacta en el pequeño cabezal del frontal.
Construido exteriormente en plástico negro mate, el pequeño cabezal tiene en su parte superior un interruptor de color rojo, fácil de localizar por tacto ya que sobresale unos milímetros del perfil.
El emisor principal es un Cree XM-L, dotado de un reflector rugoso y lente de cristal antirreflejos, que puede ser tapado por un difusor abatible para difuminar su luz.
Este difusor va montado sobre un pequeño eje, el cual está provisto de un muelle que lo levantará al pulsar un pequeño botón en la parte inferior del cabezal.
El cabezal es inclinable unos 75 grados, mediante un mecanismo de bisagra por clics con una sensación bastante robusta. A ambos lados, y en su parte superior tenemos los enganches para las bandas elásticas.
En la parte interior, tanto el cabezal como el porta baterías están dotados de un material antideslizante, que además evita rozaduras con la piel.
Unido por un cable en espiral muy flexible, tenemos el porta baterías. Construido también íntegramente en el mismo plástico, aloja en su interior cuatro baterías AAA, aparentemente en configuración 2S2P. 
El cambio de baterías se realiza desde un lateral, que girándolo nos da acceso al interior. Podemos apreciar como en la placa que contiene los contactos, Olight ha colocado una junta tórica que sella el compartimento de las baterías.
Hay unas pequeñas marcas que indican la polaridad correcta para la instalación de las baterías, que puede resultar complicadas de ver. De todos modos, según el manual el frontal cuenta con protección contra polaridad incorrecta, algo que he comprobado por casualidad (o mejor dicho, por despiste).
En su exterior, encontramos un interruptor también de color rojo junto al cable, y en la parte posterior tenemos un localizador que podremos seleccionar entre encendido continuo y parpadeante.
Las bandas elásticas, como no podía ser de otra forma, son ambas ajustables y de una elasticidad muy buena. Están acabadas en color negro, con los logotipos en blanco, dándole un aspecto muy sobrio y para nada llamativo como ocurre con algunos conocidos frontales. Cuentan también con dos grapas para sujetar el cable en un lateral.

FUNCIONAMIENTO / UI:
La interfaz de usuario es lo que más llama la atención de este nuevo frontal, ya que incorpora una tecnología nueva para este sector. 
El frontal está dotado de dos interruptores, el situado en el porta baterías podría describirse como el principal ya que con este desconectado el frontal no puede encenderse desde el interruptor del cabezal. Además este interruptor trasero enciende el pequeño localizador, el cual podemos alternar entre encendido continuo o baliza con parpadeos.

El cabezal se activa con su pulsador superior, y cuenta con tres posiciones principales:

  • Luz blanca (XM-L) – Luz roja (LEDs rojos) – Standby

Cada posición cuenta con dos modos, uno principal y otro secundario: Modos Bajo / Alto en el XM-L y modo encendido continuo / SOS con los LEDs rojos.

Podemos encender y apagar el frontal con solo pasar la mano por delante del cabeza, a menos de 10 centímetros de los sensores.  La linterna queda en standby, con los LEDs rojos encendidos de forma muy tenue como localizadores.
Para alternar entre los modos es necesaria una doble pasada.

Podemos también seleccionar los modos manteniendo el pulsador apretado por 4 segundos.
Incluso, podemos bloquear un modo para evitar que se cambie de forma accidental al pasar la mano por delante de manera no intencionada pulsando por tres segundos en cualquiera de las intensidades.


RENDIMIENTO Y DURACIÓN DE BATERÍA:
Otra de las principales características del H15 Wave es la incorporación de un XM-L como fuente de luz principal. Evidentemente, este no está alimentado a su máximo posible por la comprometida disipación que tendría dentro de un chasis de plástico. Olight declara 150 Lumen como máximo, algo fácilmente superable utilizando LEDs más antiguos y económicos como el XP-G o incluso el XR-E, pero evidentemente la eficiencia con XM-L a baja potencia es insuperable.
Otro detalle a tener en cuenta es que en lugar de la extendida tendencia de utilizar tres baterías (AA, AAA), Olight cuenta con cuatro AAA, lo que además de ser un número más redondo facilitando los ciclos de recarga o el uso de un paquete completo de baterías primarias, aporta un extra en capacidad.
Podemos observar en la gráfica que el rendimiento en el modo máximo tiene una ligera caída muy progresiva de aproximadamente un 10% durante los primeros 45 minutos de uso, quedando entonces regulada a una intensidad constante por nada más y nada menos que 165 minutos (dos horas y 45 minutos), momento en el cual las 4 baterías NiMH Sanyo Eneloop empleadas para este test tenían un voltaje insuficiente para mantener la regulación, cayendo drásticamente el rendimiento pero sin llegar a apagarse por completo.
Tras este test, los datos de 72 horas en modo bajo me parecen más que creíbles.

PROYECCIÓN:
Con un reflector comparable en tamaño al que encontramos en una linterna AA corriente, era de esperar que el H15 Wave no alcanzase grandes distancias. Pero hay que tener en cuenta que, en un frontal lo que buscamos es tener luz a mano, y no a cientos de metros. Por suerte Olight ha tenido este en cuenta a la hora de diseñar su primer frontal, y no solo lo ha dotado de una combinación inundadora de por sí, sino que además añade el difusor abatible para ese extra de luz difusa a nuestro alrededor tan útil para cortas distancias o trabajos en espacios reducidos.
Los LEDs rojos, tienen una potencia considerable. Además, aun careciendo de reflector, concentran su luz muy bien. Esta luz roja nos resultará especialmente útil cuando no queramos perder la adaptación de las retinas en la oscuridad.
Una vez más, al igual que con la Olight S10 Baton, Olight no declara el Bin del XM-L, que tiene un tinte frío tirando a neutro muy muy agradable. El difusor no añade distorsión cromática a la luz.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Siempre me ha parecido que el mundo de los frontales es mucho más subjetivo que el de las linternas, que ya es decir. Las múltiples necesidades en los diferentes usos de un frontal hacen muy difícil contentar a todos con un solo producto.
Olight, desde mi punto de vista, parece haber entrado en este mercado con buen pie ofreciendo un novedoso sistema que puede resultar muy útil por ejemplo cuando utilizamos gruesos guantes de montaña, cuando tenemos las manos sucias de grasa… sin renunciar a los acabados y calidad mecánica que uno espera cuando adquiere un producto de una prestigiosa marca. 
Quizás muchos abríamos preferido que en lugar de cuatro AAA, hubiese equipado dos AA, manteniendo un peso similar, pero con una mayor capacidad. También he de reconocer que el control gestual puede resultar algo complicado de controlar en los primeros usos, ya que es muy sensitivo y precisa de una rápida acción para su correcto funcionamiento. Por suerte podemos bloquear las intensidades de manera manual.

Me gusta:
  • Calidad Olight.
  • Alto rendimiento.
  • Ligero y equilibrado.
No me gusta:
  • Ausencia de un modo intermedio.
  • El control gestual puede resultar complicado de dominar.
Hola!
Me comunican nuestros amigos de El calden outdoor, distribuidores oficiales y exclusivos de Olight en España, que en caso de querer adquirir una linterna o accesorio Olight, antes de comprar en el extranjero contactéis primero con ellos ya que pueden ofreceros precios similares a los que encontramos en el extranjero, pero sin las esperas, cargos aduaneros y/o los posibles problemas a la hora de usar la garantía de los productos, ya que ellos tramitaran exclusivamente el servicio post venta de los productos adquiridos a través de su red comercial.


2 comentarios:

  1. Muy buen review y muy practica linterna en mi opinion, y con un muy buen runtime, pero parece algo caro.

    ResponderEliminar

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!