Sobeler.com

miércoles, 2 de julio de 2014

NITECORE SRT3 Defender

NITECORE SRT3 Defender
LED: CREE XM-L2 T6 CW, LED 5mm para luz azul y roja.
Batería: 1x CR123, 1x RCR123, 1x AA, 1x 14500 (con adaptador extensor incluido)
Modos: Control magnético variable más posiciones fijas.
Interruptor: Forward en el tail, anillo magnético.
Fecha: Julio 2014
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
La más pequeña de las linternas que conforman la familia de Smart Ring Tactical de Nitecore es esta pequeña SRT3, una relativamente compacta linterna que promete un alto rendimiento y una interfaz de usuario muy similar al de sus hermanas mayores, como por ejemplo la SRT7, con un anillo magnético de tercera generación que combina, mediante un ingenioso sistema de retenes, la libertad del ajuste variable y los modos fijos y especiales, así como luz de color auxiliar integrada dentro de una única óptica.
La presentación es similar a la que ya hemos visto con anterioridad en otras linternas relativamente nuevas de la misma casa: Una caja de cartón impresa contiene en su interior una pequeña bandeja de plástico en la que encontramos la linterna (que llega con el adaptador / extensor para AA/14500 instalado), una funda textil tipo nylon con cierre por velcro y distintos tipos de sujeción, la clásica correa muñequera de paracord con ajuste para la muñeca y una pequeña bolsa de plástico que contiene un juego de o-rings y un recambio para el recubrimiento del interruptor. No pueden faltar, como de costumbre, el manual de usuario (en inglés) y la tarjeta de garantía.

ACABADO EXTERIOR:
La SRT3 tiene un acabado compacto, pero sus dimensiones son sensiblemente mayores a las de otras alternativas como por ejemplo la Sunwayman V11R, gracias a contar con un reflector algo mayor tanto en diámetro como profundidad.


El anodizado difiere del clásico negro, y tiene un tono grisáceo tirando al cobre, similar al military grey de la popular Nitecore P25 Smilodon. Encontramos varios gravados sobre el aluminio anodizado, como logotipo y modelo en los planos situados en el tubo de la batería, así como un número de serie en la cabeza, todos ellos muy definidos y de fácil lectura.

El cuerpo de la linterna recuerda, por su mecanizado, a sus compañeras de la gama, como por ejemplo la SRT7, con similitudes localizadas especialmente en la cabeza de la linterna. 
La linterna cuenta con un bisel en acero con acabado “arenado”, con tres discretas y nada afiladas almenas defensivas. La lente de cristal cuenta como es habitual con el tratamiento anti-reflejos, y el reflector es liso inmaculado con el XM-L2 correctamente centrado en su fondo, y un pequeño LED bicolor instalado en un orificio perimetral del reflector.
El anillo magnético está mecanizado con un buen knurling que ofrece un más que aceptable grip, resultando muy sencillo su accionamiento a una sola mano, y haciendo sencillo el detectar los distintos retenes que están distribuidos a lo largo de sus casi 360º de giro.

Bajo el anillo encontramos una zona de la cabeza hexagonada, que actúa como mecanismo anti-roll, evitando que la linterna ruede sobre si misma de forma eficaz.

En el interior de la cabeza encontramos un mecanismo de protección contra la instalación de baterías con polaridad invertida, similar a escala al ya visto en otras Nitecore, prescindiendo de muelle en el contacto del polo positivo.
Las roscas están anodizadas y cuentan con un corte cuadrado-trapezoidal, llegando ligeramente engrasadas de fábrica y corriendo muy suaves y libres.
El adaptador–extensor para AA/14500 cuenta evidentemente con el mismo tipo de roscas, y nos permite instalar baterías de tamaño AA, evitando el traqueteo de las mismas gracias a su diámetro interior reducido. Esta pieza cuenta con su propio o-ring, por lo que la estanqueidad del conjunto no queda comprometida al usar el extensor.

En el interior del tubo divisamos al fondo el contacto negativo, realizado mediante un muelle sobre el circuito impreso del interruptor forward. Dicho interruptor es idéntico en tacto, recorrido y dureza al de multitud de linternas Nitecore, como la P12, P25, SRT7, MT1A…
El tailcap contiene el conjunto del interruptor instalado mediante una pieza roscada de acabado arenado similar al del bisel, y cuenta con un recubrimiento de silicona para el pulsador ya visto en los anteriores modelos que emplean el mismo interruptor táctico.
La base del tailcap permite colocar la linterna en tailstand de forma segura, ya que el pulsador queda completamente rodeado por una superficie circular que cuenta con diversas perforaciones para la instalación de la correa muñequera, además de los dos orificios roscados en los que se sujeta el clip de bolsillo.
Dicho clip es afortunadamente distinto al habitual en otros modelos de Nitecore, pasando de estar sujetado mediante presión como en la MT1A, ahora atornillado a la linterna, como en la EX11 por ejemplo. El diseño del clip me parece elegante y bien resuelto, con un acabado similar al ya visto en otras Nitecore con baño de titanio termalmente tratado, y con una tensión buena sin llegar a parecer endeble o demasiado duro.

INTERFAZ DE USUARIO:
El interfaz de usuario de esta Nitecore SRT3 es muy similar al que vimos recientemente en la SRT7, con un anillo magnético para la selección de modos y ajuste variable de intensidad, combinado con un interruptor forward situado en el tail de la linterna que nos permite el encendido momentáneo en cualquier posición del anillo.

El anillo cuenta con aproximadamente 360º de giro, con un principio y un final fijos. Dentro de este dial, encontramos varios retenes, puntos en los que el anillo queda fijo por la presión de algún mecanismo interno, y en los que notaremos un click al entrar y necesitaremos ejercer algo más de fuerza para pasar al siguiente. Entre estos, encontramos una zona libre de retenes, destinada para el ajuste variable.

  • Encendido y apagado: La SRT3 se enciende mediante un interruptor forward mecánico en su tailcap. La linterna encenderá en el modo correspondiente a la posición del anillo.
  • Ajuste variable: La zona libre de retenes está destinada a ajustar la salida lumínica de la linterna entre un rango de 550 y 0.1LM (con una RCR). Al alcanzar el mínimo y máximo encontramos un retén que nos será muy útil si queremos utilizar la linterna como si de una “mono-modo” se tratase, con siempre la máxima potencia disponible y controlada por el interruptor táctico. Esta SRT3, al contrario de la SRT7, carece de una posición de standby.
  • Modo Estroboscopico: Desde la retén de máxima potencia, existe una última posición más a la derecha, donde se encuentra el modo estroboscópico. De nuevo, la combinación de pulsador forward y anillo nos brinda la posibilidad de tener la linterna preparada para encender en estroboscópico (uso defensivo u ofensivo) directamente desde el interruptor del tailcap.
  • Luz auxiliar de color: Volvamos al punto de salida mínima, y en lugar de girar el anillo a derechas, lo hacemos ahora a izquierdas. El primer reten que encontramos pertenece a la luz roja, y el siguiente a la luz azul. Esta luz multicolor producida por el pequeño LEDs integrado en el reflector ofrece un rendimiento no comparable al del XM-L2. La SRT3 prescinde de la luz verde presente en otros modelos superiores.
  • Estrobo policial: El siguiente retén a izquierdas desde la luz azul nos lleva a un modo estroboscópico policial, en el que se alternan rápidas ráfagas de luz roja y azul.
  • Modo SOS: Siguiendo el dial en la misma dirección encontramos el modo SOS, que utiliza el XM-L2 para realizar la secuencia de código morse.
  • Modo Baliza: El último retén del anillo a izquierdas está reservado para el modo baliza, en el que la linterna emite un breve pero potente flash de luz blanca cada dos segundos, a modo de señal de localización.
En general, como en la SRT7, esta SRT3 cuenta con un interfaz de usuario completo que gracias a la combinación de pulsador forward y selector magnético resulta fácil e intuitivo, y se domina en apenas unos segundos, incluso careciendo de marcas de posicionamiento del anillo.

En lugar de la típica gráfica de barras en la que solemos comparar el rendimiento especificado con el medido, vuelvo a apostar por un análisis de la zona de ajuste variable por grados de inclinación del anillo. Para ello vamos a medir, en incrementos de 15º de inclinación, la salida obtenida a lo largo de la zona de ajuste variable, para poder plasmar en una gráfica cómo se comporta el incremento. Voy también a añadir algunas linternas similares que se controlan por anillo magnético y ajuste variable, de forma que podemos comparar como es el patrón.
Para evitar confusiones, he optado por convertir las mediciones a porcentaje, cada una relativa a la máxima lectura obtenida en cada muestra.
Lo primero que nos llama la atención es la gran diferencia ángulos de inclinación totales con los que la SRT3 está dotada frente a las “competidoras”. Además, vemos como en la V11R, EYE10 y RRT01, todas ellas contando con aproximadamente 120º de inclinación, concentran toda la acción en los últimos 60º grados. La SRT3 tiene una curva mucho más progresiva, y podemos ver como la línea trazada tiene un patrón muy distinto al de las otras tres.
En esta segunda gráfica comparativa he plasmado una interpretación de la percepción visual de los incrementos a cada paso, aplicando un factor de corrección acorde a lo expuesto en la Steven’s power law. Recordad que la percepción visual del ojo humano a los incrementos de brillo no es lineal. Estas líneas se corresponden con cómo nuestra visión reacciona al incremento de salida de una manera subjetiva frente a la totalmente objetiva capturada por la esfera integradora.
De nuevo, vemos como la SRT3 saca ventaja de su mayor zona de ajuste variable, pero además vemos como una vez aplicado el factor de corrección para estimar la percepción subjetiva, el incremento es mucho más lineal y natural al que encontramos en las otras tres linternas, las cuales tienen un gran salto entre los 60º y los 105º de inclinación de sus anillos, siendo el ajuste dentro de ese rango bastante poco preciso en comparación al que conseguimos con la SRT3.

RENDIMIENTO:
Gracias al amplio abanico de posibilidades de alimentación de la SRT3, podemos escoger entre 4 tipos de baterías: Primarias CR123a y recargables en formato 16340, primarias y recargables AA y recargables li-ion 14500.
Para la confección de las gráficas de runtime vs salida, he optado utilizar dos tipos de recargables 16340 (también conocidas como RCR), que son la Nitecore NL166 y la poderosa AW IMR 16340, además de la habitual Sanyo Eneloop AA de “2000mAh”.
Una vez más, Nitecore ha optado por implementar un stepdown controlado por tiempo para la posición máxima del anillo, que reduce la salida transcurridos tres minutos desde su activación. Gracias a este bajón la SRT3 goza de un mayor runtime, mejorando muchísimo la eficiencia con una segunda fase mucho más lineal gracias a la moderación de la demanda.
En la gráfica podéis observar que tanto con la AW IMR como con la Eneloop, la línea tiene una singular curva en sus últimos compases, una vez pierde la regulación, que bien podrían interpretarse como un aviso de bajo voltaje. Con la NL166, al contar la pequeña batería  con circuito de protección, la linterna se apaga en seco. También, a modo de curiosidad, vemos como la curva obtenida con la Eneloop tiene un claro detalle de reducción de salida a los tres minutos, aunque en este caso el bajón es inapreciable al ojo.


En la siguiente gráfica vamos a comparar la SRT3 con la más popular de las linternas similares en interfaz de usuario, la legendaria Sunwayman V11R, en este caso su versión original con XM-L U2 de primera generación, de nuevo con las tres anteriores opciones de alimentación. Como ya he mencionado, gracias al stepdown de la SRT3 la Nitecore es capaz de rascar un considerable puñado de minutos extra, con una linealidad muy superior.
Para observar con detalle los primeros compases de cada línea, vamos a limitar el tiempo a 5 minutos en esta grafica ampliada. La SRT3, gracias a XM-L2 obtiene valores máximos mayores en todas las opciones analizadas, con casi 700LM al encendido con la poderosa AW IMR.

Por último, vamos a comparar la curva de la SRT3 frente a las conocidas Niteye EYE10, JETBeam RRT01 y de nuevo la Sunwayman V11R U2, esta vez con la mundana batería Nitecore NL166. De nuevo, la eficiencia ganada gracias al stepdown a los tres minutos hace posible que la nueva Nitecore mantenga su regulación por más de 15 minutos extra frente a las otras tres populares linternas.

PROYECCIÓN:
Gracias a su reflector liso de dimensiones sensiblemente mayores a las de las alternativas, la SRT3 ofrece una proyección bastante distinta a la típica inundadora de reflectores rugosos, con un hotspot bien definido. Como en la SRT7, el orificio situado en el reflector para alojar el pequeño LED bicolor no muestra rastros de sombras o artefactos en la proyección de la linterna. 

El tinte es el típico XM-L2 CW, con un ligero halo amarillo verdoso en la transición entre el hotspot y el spill.

Nitecore especifica un alcance máximo de 134, 105 y 79 metros para RCR, CR123a y AA respectivamente, algo por encima de la media en este formato.

La proyección de la luz auxiliar, como es de esperar en este tipo de combinación de LED multicolor integrado en un lateral del reflector es muy similar a la que vimos en la SRT7, con las típica combinación de artefactos y zonas oscuras, amplificadas por el reflejo del reflector para el XM-L2.


CONCLUSIÓN PERSONAL:
Sin lugar a dudas, la SRT3 es una linterna más que completa, con un interfaz de usuario estupendo que ofrece una increíble versatilidad combinando lo mejor del ajuste variable y los modos fijos especiales, todo esto controlado por un tradicional interruptor forward en la cola. 

M11R · D25C · EX10 · EYE10 · RRT01 · V11R · SRT3 · F10R
Aspectos negativos: Sin lugar a dudas, el punto débil de esta linterna es su tamaño, ya que supera con creces el habitual volumen de alternativas similares, aunque en contrapunto resulta más cómoda de empuñar y operar que las extremadamente compactas, como la EYE10 o la RRT01. 
Lógicamente, con el adaptador extensor para AA / 14500 la historia se repite, y continua superando ampliamente el tamaño medio, especialmente si la comparamos con linternas exclusivamente para AA. En otro orden de cosas, vemos como la proyección de la luz auxiliar de color es de nuevo mejorable, y en esta ocasión mucho menos potente a la que vimos con anterioridad en la SRT7, al emplear un único LED bicolor. 

Aspectos positivos: El punto fuerte de esta pequeña SRT es sin lugar a dudas su completísima interfaz de usuario, que en un tamaño relativamente compacto nos ofrece ajuste variable muy preciso, modos especiales y auxiliares de luz de color y encendido momentáneo mediante interruptor mecánico. El acabado exterior es excelente, y con un aire muy personal y distintivo de la serie SRT. Su rendimiento y regulación me parecen muy por encima de la media, especialmente en comparación con las típicas linternas que, aunque están diseñadas para primarias CR123a, soportan el uso con recargables Li-Ion en modo “direct-drive”. Si el tamaño minúsculo no es una prioridad, esta SRT3 es una linterna que deberías dejar de probar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!