Sobeler.com

lunes, 9 de diciembre de 2013

SPARK SG5

SPARK SG5
LED: CREE XM-L2 
Batería: 1x AA / 1x 14500
Modos: 5 (Min, Med1, Med2,Max, Super), con memoria.
Interruptor: Pulsador electrónico en cabeza 
Fecha: Diciembre 2013
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
Hoy vamos a conocer a fondo una de las novedades recientes en el campo de las linternas “hibridas”, ya que puede usarse tanto como una clásica linterna de mano como un frontal. Se trata de la relativamente nueva Spark SG5, una linterna todo-flood con un carácter muy personal y distintivo.
La linterna llega en una pequeña caja de cartón rígida, en la que en su interior encontramos además de la linterna una banda elástica para la cabeza, con la que podemos utilizarla como frontal, una segunda banda de velcro, que podremos intercambiar con la elástica para usarla como muñequera, un clip cromado y una bolsa aterciopelada para el almacenamiento de todo esto. Se acompaña también de un pequeño manual de instrucciones.

ACABADO EXTERIOR:
El aspecto de la SG5 es bastante personal y distintivo, aunque se asemeja bastante a algunos modelos similares de Zebralight. 
Los principales rasgos de esta Spark los encontramos en su camisa de fibra de carbono, que recubre el cuerpo de la linterna dándole un toque muy original y elegante, su anodizado tipo “natural” de un tono verdoso claro y su óptica colocada a 90º.
El mecanizado es sencillo pero efectivo, y cuenta con una cabeza algo sobredimiensionada con  múltiples aletas disipadoras en el reverso de la óptica. El interruptor es un pulsador electrónico situado en el plano superior de la linterna, rodeado por un marco de acero brillante.
La óptica de la SG5 es muy simple y carece de cualquier tipo de reflector o lente que colime la luz producida por su XM-L2. El LED está a la vista a través de una lente de cristal SCHOTT, y el bisel cuenta con un borde cubierto por knurling, lo que facilita mucho su desenroscado, y al igual que el interruptor un marco de acero. El módulo de la óptica puede ser sustituido por otro opcional  (se vende por separado) en el que si encontramos un pequeño reflector.
El cuerpo de la linterna cuenta con una camisa de fibra de carbono. Este añadido es simplemente un detalle estético, ya que no se me ocurre ningún tipo de característica funcional que este material pueda aportar a la linterna que no lo haga el aluminio. Aun así, he de reconocer que este tipo de compuesto, para alguien como yo a quien le gusta y sigue la F1 desde hace muchos años, tiene un encanto especial.
El clip de la linterna se fija mediante presión, en una pista dedicada situada junto a la unión con el tapón de cola. La tensión de la abrazadera es más que correcta, por lo que es difícil de retirar el clip de forma accidental, y la lengüeta cuenta también con un buen compromiso entre flexibilidad y tensión, además de una generosa abertura final por lo que fijar la linterna mediante el clip a cualquier prenda resulta fácil y a la vez seguro. El clip permite también posar la linterna sobre él, de forma que la óptica quede dirigida hacia el techo, lo que en otras linternas conocemos como tailstand.
El tapón de cola cuenta, al igual que el bisel, con un knurling en su borde que facilita el agarre a la hora de enroscar o desenroscarlo.  La base no es completamente plana, ya que cuenta con una especie de relieve, aunque esto no impide poder colocar la linterna “de pie” sobre su base.

La única parte desmontable de la linterna, además del clip, es el tapón de cola. Las roscas, anodizadas y de corte estándar vienen generosamente lubricadas de fábrica. El espacio para la batería es generoso, alojando sin problemas una 14500 protegida.
La banda elástica para la cabeza tiene un acabado muy bueno, y se siente de calidad al estirarla. Tiene ajuste lateral, y el soporte para la linterna cuenta con un tercer punto de unión para una banda superior opcional (no incluida). La linterna se pasa por los dos orificios del soporte y queda firmemente sujeta. Podemos recolocar la orientación de esta sujetando la banda con una mano y reorientando la linterna con la otra.

INTERFAZ DE USUARIO:
La SG5 cuenta con un interfaz de usuario realmente sencillo y simple, con 4 modos principales y un quinto modo secundario. Todos estos modos son distintas intensidades, por lo que carece por completo de cualquier modo auxiliar, estroboscópico o SOS.
Encendemos la linterna pulsado el interruptor y con la linterna encendida mantenemos el interruptor pulsado, momento en el cual la linterna comenzará a alternar automáticamente entre los cuatro modos principales: Low, Med1, Med2 y Max. Soltamos el interruptor en el momento en el que alcancemos el modo deseado y la linterna lo fija en memoria, de manera que al apagar y volver a encender la linterna lo hará en ese modo.
El quinto modo, “Super”, lo encontramos tras un rápido doble-click con la linterna encendida. Este modo “Super” es el equivalente al “Turbo” en muchas otras linternas, y carece de memoria por lo que si apagamos la linterna con este modo activo, el siguiente encendido lo hará en el modo previo desde el cual accedimos al “Super”.
Al interrumpir el circuito desenroscando el tailcap para sustituir la batería la linterna resetea la memoria y encenderá en el modo Low.
Al contar con un interruptor digital, la linterna pasa a un modo standby cuando está apagada, por lo que sigue consumiendo algo de corriente parasitaria, que tras mis propias mediciones he advertido las siguientes mediciones:

  • 0.025mA con una Li-Ion (800mAh / 0.025mA = 32.000h = 1333 días = algo más de 3 años y medio si descontamos la auto descarga de la propia batería)
  • 0.073mA con una NiMH (2000mAh / 0.073mA = 27.400h = 1140 días = sobre tres años si descontamos la auto descarga de la propia batería)

Aunque no es una cifra preocupante, podemos evitar esta corriente parasitaria con simplemente desenroscar ligeramente la rosca del tailcap, interrumpiendo el circuito y aislando la batería.

El reparto de modos, especificado vs medido queda así:
(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)

RENDIMIENTO:
La nueva SG5 ofrece un rendimiento altamente lineal en su regulación con batería Li-Ion, lo que me hace pensar que el circuito se comparte con su hermana SG3, la versión para baterías (R)CR123. Con una Eneloop, muestra una regulación algo menos lineal, pero un paso por delante de lo que obtenemos con la interpretación "low cost" de este concepto de linternas, encarnada en la Ultrafire H2b.
La brusca caida que se aprecia en la línea obtenida tras el test con 14500 es producto del corte por la protección de la batería. Seguramente con baterías no protegidas podriamos arañar unos minutos más de regulación ya que la linterna no muestra indicios de perdida de linealidad.
En general, la SG5 está muy por delante en lo que a regulación y eficiencia se refiere si la comparamos con su homologa "low cost". El desfasado XR-E Q5 que emplea la Ultrafire, sumado a la conservadora corriente que el LED recibe a consecuencia del deficitario diseño de disipación no puede competir con el XM-L2 de última generación generosamente disipado con el que SPARK ha dotado a la familia SG.

PROYECCIÓN:
Evidentemente, al carecer por completo de cualquier tipo de reflector o colimador, la proyección de la familia SG de Spark es 100% inundadora. Carece por completo de cualquier punto más intenso en el área iluminada, a cambio de abarcar una zona mucho mayor dentro de su proyección. La familia SG de Spark se comercializa en dos tonos, CW y NW. La unidad que yo he comprado es CW, y el tinte es bastante bueno, frio sin llegar a ser azulado y sin los típicos matices verdosos o amarillentos que se generan en estos nuevos XM-L2 cuando se combinan con reflectores lisos.
Aquí podéis ver la diferencia entre el área iluminada por esta SG5 frente a otra linterna AA, en este caso una Zebralight SC52, que utiliza reflector para colimar la luz emitida:
Queda claro que sacrificamos completamente el alcance para obtener un área iluminada mucho mayor, sin una zona central más enfocada que pueda distraernos. Una cualidad que seguro agradeceremos al usarla como frontal.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Aspectos negativos: Tras inspeccionar y usar durante un par de semanas esta SG5 hay varias cosas que me llaman la atención negativamente y creo que la marca debería solucionar lo antes posible: La primera y es la ausencia de un o-ring de recambio, y es que no es de recibo que una linterna de marca como esta deje a la aventura encontrar la junta adecuada si la hemos de sustituir. En la misma línea viene mi siguiente pega, y es que por el precio considero que sería justo que Spark incluyese el accesorio con reflector independiente para más versatilidad. Por último, tras una primer contacto con este tipo de linternas-frontales hace ya bastante tiempo con la Ultrafire H2b, considero que el imán en el tailcap que emplea la Ultrafire la dota de una característica que echo en falta en esta SG5, y que se podría implementar en futuras revisiones del diseño de la familia.

Aspectos positivos: He quedado muy satisfecho con la SG5, tanto por su rendimiento como con su acabado. El toque cosmético de la fibra de carbono le da ese puntito estético y tecnológico que tanto nos gusta a los que seguimos de cerca el “gran circo” de la F1. El diseño simple de su interfaz de usuario es todo un acierto ya que no precisa de un periodo de aprendidaje como si ocurre con linternas similares (especialmente Zebralight) y aun sin haber leído una palabra sobre cómo funciona cualquiera puede acceder a todas las funciones de forma natural. La proyección es ideal para utilizarla como frontal ya que, a cambio de sacrificar el alcance que otras linternas ofrecen con sus reflectores o lentes colimadoras, la SG5 nos ofrecerá luz abundante y de manera uniforme en nuestras manos y pies, cosa importante a la hora de realizar cualquier tarea de mantenimiento usándola con su banda elástica como frontal  o a la hora de caminar a oscuras sin tener que estar a cada momento orientando la linterna para ver donde pisamos. La compatibilidad con baterías de distintas químicas es todo un acierto. El diseño del clip nos permite colgar la linterna encendida por ejemplo de un bolsillo y tener las dos manos libres para cualquier tarea, sin necesidad de cargar siempre con la banda elástica para la cabeza. Los modos son muy equilibrados, con un bajo realmente bajo y unos escalones muy útiles teniendo en cuenta el uso para el que está diseñada. En general, la SG5 es una digna sucesora de mi maltratada H2b, con un rendimiento mejorado, una mayor eficiencia, una infinitamente mejor construcción y un bonito y atractivo diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!