Sobeler.com

lunes, 16 de diciembre de 2013

NITECORE HC50

NITECORE HC50
LED: CREE XM-L2 T6 + 2x LEDs Rojos de 5mm
Batería: 1x 18650 / 2x (R)CR123
Modos: 6 intensidades + 4 modos auxiliares, con memoria.
Interruptor: Pulsador “Two stage”
Fecha: Diciembre 2013
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
La famosa marca Nitecore acaba de lanzar su primer frontal dedicado, completando así una de las grandes carencias que la casa tenía en su extenso catálogo.  Se trata del nuevo Nitecore HC50, un frontal dedicado con un diseño compacto en una sola pieza que es alimentado por una batería recargable 18650 o dos primarias CR123 (o sus homólogas recargables RCR) y dispone de dos fuentes de luz independientes.
La HC50 llega en una compacta caja de cartón similar a las que hemos visto con anterioridad en los recientes lanzamientos de la marca, en la que podemos ver impresas algunas de sus especificaciones. En su interior, el frontal se acompaña de una banda elástica completa con sujeción de tres puntos, una bolsita de plástico con dos o-rings de recambio además del manual de instrucciones en inglés y la clásica tarjeta de garantía.

ACABADO EXTERIOR:
El HC50 está construido en un solo bloque de aluminio, una construcción similar a la que vimos en la EA4. Las bondades de este tipo de construcción son principalmente la robustez y una disipación pasiva mejorada. 
Exteriormente, el mecanizado tiene un aspecto sobrio pero funcional, siendo en su mayor parte un cilindro, a excepción de la zona donde se aloja la óptica de la linterna, donde Nitecore ha mecanizado una especie de disipador con seis aletas. 
El acabado de la superficie exterior de la HC50 es liso, anodizado HA III en negro mate con varios grabados a laser repartidos sobre la superficie lisa que rodea el disipador. Cuenta en sus extremos con dos tapones, siendo el que incorpora el interruptor fijo. El otro tapón es el que podemos desmontar para instalar la batería en su interior. Ambos tapones cuentan con un aleteado lateral que impiden que la unidad ruede si la sacamos de la banda elástica y la depositamos sobre una superficie lisa. Ambos cuentan también con una base plana lo que nos permite utilizar la unidad como una vela, si quisiésemos prescindir del uso de la banda elástica.
El alojamiento de la batería está situado en una posición excéntrica en el interior del tubo, en el extremo más alejado de la zona de la óptica. Divisamos al fondo el contacto positivo dotado de un mecanismo de protección contra la polaridad invertida, que además de su función básica impedirá el uso de baterías “flat-top”.
El contacto negativo está situado en el anverso del tapón, y al igual que la EA4 es giratorio y para garantizar su correcta alineación sobre la batería colocada excéntricamente con respecto al diámetro total de la unidad cuenta con un pin de posicionamiento. Las roscas son de corte cuadrado y llegan anodizadas, permitiéndonos bloquear la linterna con un leve desenroscado de estas.
 La óptica principal del HC50, la que nos proporciona luz blanca con su XM-L2 T6 es pequeña en diámetro y de escasa profundidad de reflector, lo que se traducirá en un haz de luz inundador, como no podía ser de otra forma en una herramienta de este tipo. La lente de cristal, con tratamiento anti reflectante, va sujeta mediante un pequeño bisel. A Ambos lados de la óptica principal encontramos dos pequeños LEDs de 5mm encargados de la iluminación roja.
La banda elástica que acompaña al frontal es un diseño nuevo, distinta a las otras dos que Nitecore ha comercializado en el pasado como accesorios.
El frontal se monta en una pieza de goma con dos abrazaderas elásticas, que sujetan de forma correcta el frontal abrazando la unidad entre las zonas lisas que quedan a ambos lados del disipador y los tapones de ambos extremos. El material gomoso de este soporte agarra muy bien al aluminio anodizado del frontal, por lo que la orientación queda sujeta de forma sólida. Podemos por tanto orientar el frontal haciéndolo girar dentro de las abrazaderas, en busca del ángulo óptimo en función del uso al que lo vayamos a someter. 
Las bandas elásticas tienen una generosa sección, con algo más 25mm de ancho, y un grosor considerable aportando una excelente elasticidad. Tanto la banda perimetral como la superior tienen ajuste deslizante, permitiendo acomodar el frontal a múltiples tamaños de cabeza. Por la generosa sección y longitud de las bandas, podremos incluso instalar el frontal en un casco sin problemas.

INTERFAZ DE USUARIO:
Nitecore ha dotado al nuevo HC50 con 6 distintas intensidades, cinco de luz blanca y una extra de luz roja, además de otros 4 modos auxiliares, tres de ellos de luz blanca y otro con la luz roja. La secuencia principal de modos es Lower, Low, Med, High y Turbo, todos ellos de luz blanca. El acceso a los distintos modos se realiza de la siguiente forma:

  • Modos principales de luz blanca: El HC50 utiliza un interruptor digital de dos pasos, llamado por Nitecore “Two Stage”, similar al disparador de una cámara que detecta una pulsación completa o parcial, algo que ya se ha usado con éxito en otras linternas de la marca, como por ejemplo la EA4. Encendemos la linterna pulsado completamente el interruptor (oiremos un click) e iremos alternando entre los cinco modos principales de luz blanca mediante pulsaciones parciales (pulsando levemente el interruptor).


  • Modos de luz roja: Con el frontal apagado pulsamos completamente el interruptor durante dos segundos y el HC50 encenderá directamente en el modo de iluminación con luz roja (1.2LM según especificaciones del manual de instrucciones). Una leve pulsación en el interruptor alternará con el modo auxiliar de luz roja, que es un estroboscópico lento de señalización/localización.
  • Modos auxiliares de luz blanca: Con el frontal encendido, hacemos una rápida doble pulsación completa (ON-> OFF->ON) para acceder a los modos auxiliares de luz blanca. El primero de la secuencia de tres modos auxiliares es un estroboscópico lento, una pulsación parcial nos llevará al siguiente, un modo baliza que emite un flash aproximadamente cada segundo, y repitiendo la pulsación parcial entramos en el último, se trata de un SOS que tarda unos 12 segundos en completar la secuencia morse completa.

Por último, el HC50 incorpora una interesante función embebida en su interruptor. Bajo el recubrimiento de silicona de este se esconde, como ya vimos en la EA4, un sistema de retroiluminación que nos dirá el voltaje de la batería (o la suma en el supuesto de que utilicemos dos baterías CR o RCR) cada vez que insertemos baterías en el frontal. Por ejemplo, si insertamos una batería 18650 completamente cargada a 4.2V, una vez rosquemos completamente el tapón el interruptor emitirá cuatro destellos, una pausa y dos destellos más.
Además, como ya he comentado anteriormente el HC50 puede ser bloqueado por rosca para evitar el consumo parasitario que siempre está presente en este tipo de herramientas que carecen de un interruptor mecánico. Tras haber comprobado dicha corriente con una batería completamente cargada obtengo una cifra de 0.170mA, que aunque no es excepcionalmente baja, tardaría en descargar completamente una batería de 3100mAh más de dos años.
(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)

Podemos ver como la HC50 está especificada algo por debajo de lo que la esfera integradora nos muestra en su rendimiento medido. Lo habitual es que las mediciones de la esfera, calibrada para reproducir los resultados que Fenix especifica en sus productos, determine en la mayoría de casos que el rendimiento real esté algo por debajo de las optimistas especificaciones de los fabricantes, algo que en este caso es una excepción.

RENDIMIENTO:
Un aspecto muy interesante y que seguramente será bien recibido por la mayoría de usuarios es la incorporación en este HC50 de un sistema de sensor de temperatura que baja automáticamente el rendimiento del XM-L2 en caso de que la temperatura supere los 55ºC. Como el manual de instrucciones también hace mención a una bajada temporizada a los 3 minutos de uso continuo del modo Turbo, he decidido realizar un test en dos partes para ver el comportamiento por separado.
El primer test en la esfera integradora lo he realizado sin refrigeración alguna (línea azul)y para el segundo test, he utilizado un pequeño ventilador para mantener la linterna unos grados más fresca (línea roja) y poder advertir la diferencia en el comportamiento de la regulación del modo Turbo:

Como podéis ver, la mención al stepdown temporizado a los tres minutos de uso continuo debe tratarse de un error, ya que no hay rastro de este una vez estabilizada la salida inicial. Lo que si salta a la vista es la gran diferencia entre las dos pruebas, con y sin ayuda del ventilador. La linea roja, correspondiente al test con ayuda del ventilador muestra una regulación prácticamente lineal durante la primera media hora de uso, para posteriormente inicial un descenso gradual (tipo direct drive) hasta sobrepasar las dos horas de uso aun con más de 100LM. La linea azul, obtenida mediante el test a temperatura ambiente de la habitación sin ventilador, muestra un interesante comportamiento del frontal, en el que a los pocos minutos de uso contínuo empieza a realizar unas bajadas al modo High para controlar la temperatura de la unidad. Lo interesante es que, una vez el sensor detecta que la temperatura ha bajado lo suficiente (según el manual, por debajo de 55ºc), el frontal vuelve automaticamente al modo Turbo, aumentanto su rendimiento y por tanto volviendo a generar más calor, por lo que el proceso se inicia de nuevo.
Si bien hubiese preferido un control de la temperatura más lineal, parece un buen movimiento que seguro será mejorado en sucesivas linternas de esta marca que incorporen este sistema.

PROYECCIÓN:
Cuando utilizamos un frontal, lo lógico no es buscar un alcance soberbio ya que la utilidad principal de este tipo de herramientas es ofrecernos una iluminación que abarque la zona a la que nuestra cabeza esté orientada. Así pues, el pequeño reflector, aunque liso, ofrece en este HC50 un haz de luz claramente inundador, con un ángulo de 100º que aunque no ofrece una proyección uniformemente inundadora como hemos visto recientemente en la SG5, se acerca bastante ya que difumina suavemente el spot abarcando una gran área.
El tinte del XM-L2 T6 es frio, con algunos matices amarillentos en la corona que rodea el amplio spot, algo que ya va siendo habitual en estos XM-L2 de nueva generación.
Otro interesante detalle a tener muy en cuenta en este HC50 es su potencia, ya que el empleo de una construcción monobloque en aluminio lo dota de una disipación pasiva mejorada frente a algunas alternativas que utilizan plástico en la construcción de la unidad frontal, y es capaz de ofrecer 600LM de forma casi constante siempre que la temperatura ambiente ayude a mantener el sensor térmico a raya.
Por último, me ha llamado la atención la buena proyección que los dos LEDs rojos ofrecen, para tratarse de los clásicos encapsulados de 5mm. 

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Aspectos negativos: El principal aspecto mejorable de este HC50 se encuentra en el sistema del interruptor. El tacto de este es bueno para la pulsación parcial, pero la pulsación completa requiere de algo más de fuerza. Esto se traduce en que en ocasiones al pulsar completamente para apagar la linterna, especialmente si no ejercemos la presión desde el centro del interruptor, la linterna cambie de modo al detectar la presión en el interruptor antes de llegar a apagarla completamente. Esto se traduce en que, al haber cambiado de modo previo al apagado, la linterna memorizará el siguiente modo de la secuencia. Tras algo de práctica es fácil hacerse con el manejo, pero seguramente esto molestará bastante a los usuarios que empiecen a familiarizarse con este frontal.
Otro aspecto negativo es que el circuito de esta HC50, o mejor dicho, de esta primera hornada de HC50 presenta un problema que a algunos os resultará familiar. Se trata del famoso “Glowing LED”, ya que si nos fijamos el LED en ocasiones no se apaga completamente, manteniendo un brillo muy muy bajo cuando la linterna debería estar apagada en standby. Lo cierto es que hay que fijarse bastante y estar totalmente a oscuras para advertirlo. Este fallo parece no tener una causa fija y tras mucho romperme la cabeza he conseguido medir la corriente que este “Glowing LED” consume, unos 0.60mA. Afortunadamente por lo que he leído Nitecore está reemplazando las unidades de esta primera remesa que muestran este fallo a través de su servicio de atención al cliente.
Olight H15 Wave · Spark SG3 · Nitecore HC50 · 18650
Aspectos positivos: Para ser la primera incursión dentro del campo de los frontales de alto rendimiento, creo sinceramente que Nitecore ha entrado con buen pie. La principal característica que me ha llamado la atención positivamente del HC50 es su construcción simple y efectiva, tanto por la disipación mejorada como por la robustez en su acabado. Los modos están perfectamente escalonados, con un bajo muy usable y un potente Turbo que, con temperaturas ambientales bajas como las que tenemos ahora, nos ofrece un rendimiento espectacular sin estar condenados a tener que estar ciclando el modo como ocurre en las linternas controladas completamente por tiempo. El sistema de lectura del voltaje resulta extremadamente útil para evitar confusiones si cargamos con más de una batería, y presenta una precisión de lectura de 0.1V, redondeando correctamente la lectura (3.96V=4V, 3,94V=3.9V). La unidad puede ser usada incluso fuera de la banda elástica, como linterna de trabajo ya que puede ser colocada estable en distintas posiciones sobre cualquier superficie, gracias a las dos superficies planas de los extremos o incluso puede reposar horizontalmente sin rodar gracias al aleteado de los tapones. Poder utilizar dos baterías primarias ofrece también un extra en versatilidad ya que siempre podemos incluir dos de estas baterías primarias a nuestro equipo y tenerlas como backup sin preocuparnos de su estado de carga.
La banda elástica presenta una calidad sobresaliente, con un ajuste excelente para todo tipo de tallas, o incluso para ser instalada en un casco.

6 comentarios:

  1. Un lujo de revisión, como siempre. Aunque no soy aficionado a los frontales, éste de Nitecore me parece todo un alarde de prestaciones como muy bien has descrito, y eso que es el primero que fabrica esta marca. Todo un lujo tener medidor de voltaje, los leds rojos pueden ser útiles si buscas discrección, compacidad, uso de litio primario y recargable, me parece un producto muy muy completo; yo sólo echaría de menos una versión con tono de luz neutral, que para exteriores me gusta más que la luz fría. Gracias y muchos saludos,

    ResponderEliminar
  2. Buenas, una pasada las explicaciones que se nos dan en este blog. Solo me queda una duda o mejor dicho una consulta por hacerte. ¿Qué resultado da la estanqueidad del HC50 i del HC90?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Al ser ambos IPX-8 se supone que no habrá ningún problema con la estanqueidad. A los míos no les he dado un uso muy intensivo, pero tampoco he leído ningún comentario sobre posibles problemas.

      Un saludo y gracias por pasarte a comentar. Se agradece!

      Eliminar
  3. tengo problemas en consewguir baterias 18650 o cr123, alguien puede ayudar o decirme si hay algo compatible?

    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. usa baterias de portatiles son de 3,6v y suelen tirarse yo tengo dos portatiles y estan todas bien pero el circuito de carga se rompe lo hacen a posta los as fabricantes

      Eliminar

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!