Sobeler.com

domingo, 19 de mayo de 2013

NITECORE MT2C


NITECORE MT2C
LED: CREE XP-G R5
Batería: 1x 18650 / 2x CR123
Modos: 6 (Turbo // Alto-Medio-Bajo-SOS-Estrobo) en dos grupos, con memoria.
Interruptor: Forward (Tailcap / Selección de modos por twisty)
Precio: $45.10
Fecha: Mayo 2013
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
La familia Multi-Task de Nitecore ha quedado un poco eclipsada por la avalancha de nuevos modelos que la marca lanzó poco después de comercializar la serie MT. 
Hoy os presento una de mis apuestas personales, que aunque no cuenta con los últimos avances tecnológicos vistos en modelos más actuales, siempre me pareció una equilibrada herramienta muy apetecible.
La linterna llega, al igual que todos los modelos actuales de la marca, en una caja de cartón impresa dentro de la cual encontramos la linterna acompañada de un buen surtido de accesorios y recambios, inluyendo un anillo táctico de plástico, un clip bañado en titanio, una correa muñequera, un juego de O-rings de repuesto, y un recubrimiento para el interruptor extra. 
También incluye un pequeño manual impreso y una tarjeta de garantía, habitual en todas las Nitecore.

ACABADO EXTERIOR:
De aspecto simple y sencillo, sigue las pautas comunes en la familia de las pequeñas Multi-Task. Aspecto casi cilíndrico solo roto por la incorporación de un hexagonado parcial en el cuello. 



Este anillo hexagonal esta redondeado en sus aristas y se ha recubierto los rebajes con pequeñas franjas de knurling, que nos permiten cómodamente accionar el cambio de grupo de modos con solo una mano.
La óptica es común a la que encontramos en otras Multi-Task, con un XP-G de primera generación correctamente centrado al fondo de un profundo y, en este caso, algo más amplio reflector liso. Lente de vidrio antirreflejos completamente limpia e impoluta. El bisel cuenta con tres ligeras almenas, integradas en la primera sección de la cabeza, mecanizada en aluminio anodizado. En la parte posterior, encontramos el circuito que cuenta con un contacto para el polo positivo elevado, y además con dos franjas que actúan como sistema contra la polaridad invertida.
En el tubo tenemos las roscas, en aluminio crudo en su unión con la cabeza, y con acabado anodizado en la del tailcap. El haber escogido este tipo de combinación de roscas anodizadas/sin anodizar tiene una razón bien lógica: La unión del tailcap, siendo esta la puerta más habitual para cambiar la batería, está anodizada para resistir mejor la fricción en cada afloje y apriete. 
Además el anodizado es aislante eléctrico, por lo que también nos ofrecen la posibilidad de bloquear manualmente la linterna con solo aflojar el tapón media vuelta. Las roscas en aluminio crudo, situadas en la unión con cabeza, no deberían tener tanto uso habitual, y al haberlas dejado desnuda se mejora su conductividad eléctrica ya que la zona por la que la corriente ha de pasar es enorme y también mejora la transferencia térmica, en la zona más crítica de la linterna.
Exteriormente, el tubo está provisto de dos pistas que nos permitirán fijar el clip en ambas direcciones. Este no interfiere con ninguna de las partes móviles de la linterna, sea cual sea la posición elegida.
Por último, el tailcap tiene un diseño idéntico al que encontramos en la P25, MT25… En su interior se aloja un interruptor forward mecánico de alta calidad, con un tacto excelente, recubierto por un tapón de silicona específico, que tiene un diámetro algo menor al común de las linternas “lowcost” y está personalizado con una N en su base.
El haber utilizado tailcaps intercambiables en diferentes modelos es para que puedan ser sustituidos por el remoto RSW1, compatible con la todas ellas.

INTERFAZ DE USUARIO:
Como su nombre indica, Nitecore ha dotado de un sistema polivalente de modos a esta serie, a medio camino entre los modos fijos y los programables. De esta forma, y gracias a los dos grupos de modos, podremos personalizar el interfaz de usuario de manera acorde al uso que le vayamos a dar a la linterna.
 Aunque en la presentación he dicho que la linterna cuenta con 6 modos, creo que la manera más sencilla de explicar su interfaz será decir que la linterna cuenta con dos modos:
Un modo Turbo, y otro seleccionable (de entre 5 sub-modos).

En el primer grupo, seleccionado con la cabeza roscada por completo, tenemos el modo Turbo. Este es fijo, ofreciendo el máximo rendimiento y no podremos cambiarlo.
En el segundo grupo, tenemos el modo definido por el usuario, seleccionable entre estos 5 sub-modos: Alto, Medio, Bajo, SOS y Estrobo. 
Seleccionaremos el modo secundario encendiendo momentáneamente y apagando la linterna con la cabeza ligeramente aflojada hasta llegar al modo deseado, y una vez en el haremos click. La linterna memoriza el modo, y quedará definido como secundario.
Podremos alternar entre el Turbo y el modo definido por usuario con solo girar ligeramente la cabeza de la linterna. 

De esta forma, una única linterna puede hacer frente a las necesidades de múltiples usos cotidianos con diferentes combinaciones: Turbo y Bajo para su uso en interiores, Turbo y Medio para exteriores, Turbo y Estrobo para un uso táctico o defensivo…
(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)
Los modos están muy bien equilibrados, siendo todos ellos realmente constantes con las espeficicaciones ofrecidas por la marca.

RENDIMIENTO Y DURACIÓN DE BATERIA:
El ya algo desfasado XP-G que equipa la MT2C tiene algunas ventajas, especialmente si buscamos un compromiso entre tiempo de ejecución y rendimiento. 
El modo Turbo, al igual que vimos con la MT1C, tiene un stepdown controlado por tiempo que entra en acción a los 3 minutos de uso continuo, pasando de los más de 360LM a aproximadamente 230LM, manteniéndolos de forma espectacular por más de 3 horas con una sola 18650. Este stepdown los lleva a un modo intermedio, a medio camino entre el turbo y el modo alto de la secuencia programable.
Comparada contra la similar Rofis JR30, vemos como la Nitecore es capaz de ofrecer un rendimiento mucho más lineal, aguantando regulada por mucho más tiempo a costa de ofrecer menos salida. He incluido en la gráfica, a modo anecdótico, una vieja conocida lowcost que equipa el mismo emisor, la Ultrafire P10 R5, para mostrar la absoluta diferencia en eficiencia que ofrece el circuito de la MT2C frente a la pobre y desfasada salida de la P10.

PROYECCIÓN:
Por su carácter multi-usos, Nitecore ha dotado esta MT2C de un XP-G, asegurándose así un buen compromiso entre inundación y alcance. El reflector liso y relativamente profundo, superior al que encontramos en la MT1C, dota al led de un buen enfoque sin sacrificar mucha luz del spill. La corona del hotspot se difumina gradualmente, dando la impresión de tener un punto central más grande del que en realidad tiene. 
En el hotspot se pueden observar algunos artefactos, como un pequeño punto justo en el centro con menos intensidad, aunque solo apreciable al proyectar sobre superficies lisas. Este pequeño defecto en la proyección es, seguramente, el precio a pagar por el asombroso alcance que esta compacta MT2C ofrece.
El tono es blanco frío realmente bueno, mucho mejor que el tinte que otras Nitecore más antiguas que usan el mismo LED. Algo totalmente comprensible por la diferencia en años entre el lanzamiento de ambas linternas, y las mejoras en la producción del XP-G durante este tiempo.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Mi apuesta personal con este modelo ha sido del todo acertada. Dentro de la categoría de compactas que permiten utilizar una 18650, esta MT2C nos ofrece una excelente potencia, regulación y unos esmerados acabados que la hacen digna de ser una herramienta ideal para aquellos que no necesitamos obligatoriamente la potencia de los XM-L a diario. Gracias a los accesorios incluidos podemos incluso “disfrazarla” de linterna táctica con su anillo, lo que nos dará un agarre más natural a costa de perjudicar su capacidad de entrar en cualquier bolsillo.
NCR18650A · Nitecore MT2C · Olight M20S · Rofis TR31C · MyTorch18650 · Nitecore P25
NCR18650A · Roche F12 · Fenix PD32 G2 · Nitecore MT2C · N-Light ST50 · Balder SE-2 · Rofis JR30
Como aspecto negativo, lo único realmente reseñable es el problema con el enfoque que parece reporducirse en las otras linternas de la gama Multi-Task que he visto, creando un pequeño punto más oscuro justo en el centro de la proyección. Esto no resulta para nada molesto en el uso cotidiano, ya que hay que fijarse mucho para pareciarlo en la vida real.
Por lo demás, una linterna muy útil gracias a su interfaz de usuario programable, que resulta fácil y cómoda de utilizar, y con los acabados exteriores  a los que Nitecore nos tiene acostumbrados, con un excelente anodizado HA III, uniforme y de tono mate que le dan ese aire de pieza de calidad única. Me vuelvo a quitar el sombrero ante la capacidad productiva de Nitecore que, aun habiendo lanzado multiples gamas y modelos en los últimos tiempos, son capaces de mantener un estándar de calidad excelente y consistente a lo largo de su amplio catálogo.

Me gusta:

  • Muy versátil.
  • Interfaz de usuario.
  • Calidad Nitecore.

No me gusta:

  • Artefactos en la proyección.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!