Sobeler.com

miércoles, 7 de noviembre de 2012

ROFIS TR31C


ROFIS TR31C
LED:  XM-L U2
Batería: 1x 18650 / 2x CR123 / 2x 16340
Modos: 7 (Turbo-Alto-Medio-Bajo-Estrobo-SOS-Baliza) con memoria.
Interruptor: Forward (Tailcap) + Pulsador en cabeza para modos
Precio: $99.85
Fecha: Noviembre 2012
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
ROFIS acaba de lanzar su nueva y primera linterna táctica y recargable. Se trata de la TR31C, una variante de la TR31, con ligeros cambios estéticos y funcionales, que mas adelante detallaré.
Es la primera vez que tengo sobre la mesa una linterna ROFIS, y he de decir que he quedado impresionado por lo completo que es el paquete.
La TR31C viene presentada en una elegante caja de cartón con apertura lateral y cierre magnético, en la cual vienen detalladas las principales características del producto.
En su interior, tenemos la linterna, una funda de nylon, un adaptador USB para enchufe de pared, un cable USB de (1 metro de longitud), una correa de paracord con doble ajuste para la muñeca y una bolsita con un O-ring y un pulsador de silicona de recambio, todo ello perfectamente alojado en los recortes de la protección de espuma del interior.
Incluye además un completo manual de instrucciones en chino e inglés, en el que se detallan todas las características de una forma más concreta,  y un pequeño folleto en el que podemos ojear el resto de productos que ROFIS comercializa.

ACABADO EXTERIOR:
El aspecto de esta TR31C es el de una sólida linterna táctica, con la presencia y detalles típicos de este amplio sector.
El acabado exterior es simplemente excelente. El anodizado HA III es simplemente impecable en todo el cuerpo de la linterna. Uniforme, con un tono mate estupendo, y sin variaciones de tono entre las diferentes piezas que la componen.
Los únicos grabados están situados en la cabeza, incluyendo logotipo de la marca y modelo, advertencia de alta temperatura en el lado opuesto, polaridad y voltaje admitido en el puerto de carga y un número de serie. Todos ellos son claros y muy bien definidos en blanco sobre el negro del anodizado.
La construcción es sencilla, contando con las clásicas tres partes principales de cabeza, tubo y tapón de cola. En la cabeza, llama la atención la corona de acero inoxidable con cuatro almenas, que le da un elegante contraste y a la vez protege esa especialmente delicada parte de la linterna. Cuenta también con una lente de vidrio templado, con tratamiento anti reflectante, que produce esos singulares destellos de color violeta. Tras esta lente, el reflector liso, completamente libre de motas de polvo o imperfecciones. Al fondo del reflector, EL CREE XM-L está perfectamente centrado, gracias a un disco centrador de color blanco.
En el exterior de la cabeza, tenemos 4 grandes aletas de disipación, y en el cuello de esta tenemos una parte hexagonada, en la que tenemos el pulsador para la selección de modos en una de las caras, y en el lado opuesto, el puerto de carga con el indicador de estado.
En el interior de la unión con el tubo, encontramos el circuito, serigrafiado con el logotipo de la marca, y provisto de un muelle para el contacto con el polo positivo de la batería, permitiendo el uso de baterías flat-top
El tubo presenta varios detalles destacables: El grosor de las paredes es considerable, dando una sensación de robustez muy alta. Las roscas, mecanizadas en corte cuadrado, están anodizadas en ambos lados, lo que nos permite hacer el lock-out para evitar encendidos involuntarios (solo enciende con ambas roscas completamente apretadas). Juntas tóricas en ambas uniones, para garantizar la impermeabilidad IPX-8.
El mecanizado del tubo es también digno de mención. Está completamente acabado con un knurling en forma de diamante muy bueno, algo agresivo, por lo que ofrece un tacto y agarre simplemente delicioso. 
Dispone también de un anillo táctico junto a la unión con el tailcap roscado y desmontable, que proporciona además de la habilidad de sujeción típica de estos anillos, la función anti-roll y también un punto de enganche extra para la correa en usa de sus aletas.
El clip va alojado en una pista lisa entre la zona del knurling y el anillo táctico, y es extremadamente duro, por lo que difícilmente se saldrá de ahí sin hacer considerable fuerza.
La longitud del tubo permite el uso de las extendidas Panasonic NCR protegidas.

Por último, el tailcap cuenta con un interruptor forward, que permite la función de encendido momentáneo (no es necesario pulsar y soltar para encender) con el clásico recubrimiento de silicona negro, que tiene un tacto duro y uniforme. El interruptor es desmontable gracias a la anilla bi-pin roscada en el interior. Exteriormente, cuenta con una zona moleteada, que nos facilitará mucho su desenroscado. Rodeando el pulsador hay dos protuberancias con slots para fijar la correa, que a su vez permiten colocar la linterna en tailstand, aunque por la pequeña superficie esta queda algo inestable.


FUNCIONAMIENTO / UI:
La interfaz de usuario de esta TR31C está muy bien conseguida, y por lo que he podido leer, es idéntica a otras linternas de la misma marca.
El interruptor situado en el tailcap, es el que se encarga de encender y apagar la linterna. Como ya he mencionado anteriormente, este interruptor es forward, también llamado táctico, ya que es capaz de encender momentáneamente la linterna sin necesidad de hacer click.
El otro pulsador, situado en la cabeza, es mediante el cual seleccionaremos los modos.
La linterna cuenta con 7 modos: Turbo, Alto, Medio, Bajo, Estroboscópico, SOS y un modo Baliza (frecuent flashing).
Los modos están distribuidos en dos grupos. El grupo general tiene las 4 distintas intensidades, y en el secundario están los tres modos de señalización.
La linterna siempre enciende en el grupo principal, y tiene memoria por lo que siempre enciende en el modo que la apagamos.
Para cambiar al grupo secundario, mantendremos pulsado el botón de la cabeza por más de un segundo, y accederemos al estrobo. Podemos cambiar al SOS o al modo baliza. Este grupo secundario no tiene memoria, y si apagamos desde el interruptor del tailcap estando en alguno de los tres modos de señalización, al volver a encender la linterna irá directamente al modo de intensidad desde el cual accedimos al grupo secundario.
Otro de los atractivos destacables de la TR31C es su capacidad para cargar cualquier batería 18650 mediante su puerto de carga. Esto nos permitirá recargar nuestra linterna en cualquier puerto USB, o en cualquier enchufe de pared gracias a su adaptador.
Junto al puerto de carga de la linterna hay un pequeño led que se iluminará de diferentes colores en función de su estado. 
Verde para “Carga completa”, Rojo para “en carga” y Ámbar para “Batería mal colocada, ausente, o interruptor no accionado”
NOTA: La linterna solo es capaz de cargar la batería cuando el interruptor del tailcap está accionado. De lo contrario, el led indicador se encenderá en ámbar.
Además, este cargador incorporado tiene dos velocidades de carga, dependiendo de la alimentación que usemos:

  • Cargando desde un puerto USB, carga a una velocidad de ~500mA (Carga lenta)
  • Cargando desde el adaptador de pared, carga a ~850mA (Carga rápida)

Estas dos velocidades están implementadas seguramente para proteger los equipos informáticos con delicados puertos USB de posibles daños por sobre descargas.
Además, ROFIS en su manual indica que el cargador incorpora el algoritmo CC/CV para la carga, por lo que la velocidad será proporcional al estado de la batería.
Usando el cargador de pared, he cargado una NCR18650A (3100mAh) en poco más de 3 horas y media, quedando esta a 4.18V al aparecer el color verde en el indicador.
Aunque la linterna es capaz de ser alimentada por RCR123/ 16340, el cargador no puede cargar más de una batería, por lo que evidentemente no es posible cargar dos baterías en serie.

CONSUMOS Y DURACIÓN DE BATERIA:
1x Panasonic NCR18650A (3100mAh) @4.2V:
  • Turbo: 1980mA
  • Alto: 320mA
  • Medio: 120mA
  • Bajo: 17mA
 Esta gráfica muestra el rendimiento lumínico de la TR31C en su modo Turbo. Vemos como, una vez más, hay un stepdown a los 10 minutos de uso continuo. Este bajón está programado por tiempo y no por temperatura, ya que una vez reducido el rendimiento, si apagamos y encendemos tenemos de nuevo el 100%.  Tras el bajón, la linterna rinde en aproximadamente 460 lumen, y los mantiene espectacularmente por más de 90 minutos, antes de caer fuera de regulación, donde empezará a parpadear cada dos minutos aproximadamente indicando la necesidad de sustituir la batería.
Por lo comedido del consumo en los modos Alto y Medio, he tenido que prescindir de realizar el habitual test de ceiling bounce por la falta de tiempo. El fabricante declara un runtime de más de 7 horas en el modo alto, 20 horas en medio, y 200 horas en bajo. Enorme.

PROYECCIÓN:
Por la configuración de reflector liso de dimensiones medias y el CREE XM-U2, esta TR31C es claramente una linterna destinada a ofrecer un alcance considerable. Por lo cuidado de la óptica, inmaculado reflector y perfecto centrado del LED, la proyección es casi perfecta.
El hotspot es completamente redondo, pudiéndose observar a simple vista el límite entre este y el spill. No hay ningún tipo de aberración en la luz periférica, y el tinte, para ser un bin U2, es el más blanco que he visto hasta el momento. 
Esta pequeña comparación con otras linternas, os dará una idea más real de como es la proyección: La Archon L22XL, que tiene una cabeza similar en tamaño a la de una C8 (mucho más grande que la de esta TR31C), ofrece una proyección similar. La N-Light ST50, al ser la menos potente de las comparadas, pierde claramente en inundación, al igual que la Balder SE-2. Incluso la Roche F12 tiene problemas para igualar el spill de la ROFIS.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Gratamente sorprendido. Ese sentimiento describe la impresión general que tengo tras haber analizado al detalle esta ROFIS TR31C. No conocía la marca, y había leído sobre su buen hacer, pero no me imaginaba que este producto en concreto podría tener unos acabados tan cuidados, y una excelente combinación entre una linterna táctica y una recargable. Excelente interfaz de usuario nos permite disponer de cuatro intensidades, con un buen reparto entre ellas, y el acceso a los modos estroboscópicos o de señalización (necesarios en una linterna táctica) oculto pero rápidamente accesible es un detalle de agradecer. 
Me gusta:
  • Acabado excelente.
  • Interfaz de usuario agradable.
  • Versátil y completa.
No me gusta:
  • Algo pesada.
  • Puerto de carga al descubierto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!