Sobeler.com

lunes, 18 de noviembre de 2013

JETBEAM SRA40

JETBEAM SRA40
LED: CREE XM-L2 T6 CW
Batería: 4x AA
Modos: 5 (Bajo-Medio-Alto / Strobo-SOS) Con memoria.
Interruptor: Doble pulsador en cabeza.
Fecha: Noviembre 2013
Enlaces:

PRESENTACIÓN:
La nueva propuesta de Jetbeam viene a completar la oferta existente dentro del campo de linternas de alto rendimiento que utilizan baterías comunes, prescindiendo de la potencia de las baterías Li-Ion. Nitecore popularizó el formato con el lanzamiento de la EA4, hace ya algún tiempo. Sunwayman presentó después su alternativa, la D40A. Ahora Jetbeam lanza esta SRA40, una linterna similar a las dos anteriores, que se presenta como la “Rechargeable Almighty King” (Rey Todopoderoso Recargable). Cuanto menos, interesante!

La principal característica propia de esta SRA40 frente a la mencionada competencia radica en una óptica de mayores dimensiones y en su puerto de carga propio, mediante el cual podemos cargar las baterías NiMH sin necesidad de sacarlas del barril.
La linterna llega presentada en un blíster, en el que la linterna puede ser observada por ambas caras sin necesidad de ser abierto.  En el cartón que rodea la linterna podemos leer las principales características del producto, como por ejemplo algunos valores ANSI/NEMA FL1.
El blíster se despliega en dos hojas unidas por la base, por lo que no es necesario cortar el blíster para sacar la linterna de este. En su interior, junto a la linterna encontramos manual de instrucciones, tarjeta de garantía, certificado de autenticidad, correa muñequera, una junta de recambio, y el adaptador de corriente para la recarga.
El adaptador es modular, y tiene la parte correspondiente a la toma de pared deslizable. De esta forma Jetbeam ha solucionado el problema de tener que fabricar adaptadores para las distintas tomas, y solo incluyen el módulo correspondiente a cada zona. Como podéis ver, en mi caso Jetbeam ha incluido la toma tipo EUR.

ACABADO EXTERIOR:
La primera sensación que esta SRA40 desprende al sacarla del blíster es de solidez. Se siente en mano como una buena pieza, con un peso y dimensiones bastante agradables.
El anodizado tiene un tono particular, un gris oscuro uniforme y de acabado mate muy bonito.

Está perfectamente mecanizada, con una precisión exquisita en todos sus ángulos y aristas. Cuenta con varios gravados sobre ella, como el logotipo y modelo y una advertencia sobre el uso de baterías NiMH en el cuerpo, o un número de serie junto a la señal de advertencia de superficie caliente en el bisel.
La SRA40 está construida en un solo bloque, como la EA4. Esto quiere decir que la única parte desmontable es el tapón de la cola, mediante el cual reemplazaremos las baterías. El bisel parece estar sellado, aunque por la alta precisión del mecanizado se hace complicado advertir la unión.
La cabeza de la linterna tiene un diámetro sensiblemente mayor al del cuerpo o zona central, lo que le da un extra en agarre, ya que nos permite empuñar la linterna dejando fuera de nuestro puño la cabeza de forma fácil e intuitiva.  Los laterales de la cabeza están dotados de unas discretas aletas disipadoras. En el plano frontal tenemos una pequeña bandeja metálica que sirve de marco para los dos pulsadores de la linterna. Dichos pulsadores están dispuestos uno encima del otro y tienen formas distintas, por lo que resulta fácil identificarlos al tacto en la oscuridad. En la cara opuesta, tenemos el puerto de carga. Este puerto no cuenta con ningún tipo de tapón de goma ni similar, pero está aislado internamente.
La óptica de esta Jetbeam es impresionante. Una enorme lente anti-reflejos protege un inmaculado reflector liso de gran diámetro y relativamente profundo. El XM-L2 está montado con un mecanismo centrador de color negro, asegurando su perfecta colocación dentro del conjunto de la óptica.
En comparación con la EA4, esta SRA40 supera ampliamente las dimensiones de su óptica, por lo que es de esperar un alcance bastante superior.
La disposición de las baterías es 2S2P, y su alojamiento está directamente mecanizado en el bloque de la linterna.  Los contactos nos indican claramente la colocación correcta de las baterías, y en el interior del barril podemos ver también las marcas para una correcta polaridad del conjunto de baterías. El tailcap, en su interior tiene un contacto giratorio, con dos resortes laterales para el correcto centrado de este durante la instalación.
Las roscas están anodizadas completamente, ya que el cuerpo de la linterna no es conductivo. El mecanizado de estas es más que correcto, y llegan ligeramente engrasadas de fábrica.
El tailcap tiene un diseño que nos permite colocar la SRA40 en tailstand de forma sólida, incluso con la correa instalada, gracias a las tres almenas perforadas que rodean su base. En el centro, encontramos un orificio roscado con la finalidad de instalar un punzón rompe-vidrios como vimos en otros modelos de la marca, o también para instalar la linterna en un trípode ya que el paso de rosca es compatible con el 1/4-20UNC, paso estándar de las cámaras fotográficas. Esto resulta realmente útil si queremos utilizar la linterna como farol portátil.

INTERFAZ DE USUARIO:
Jetbeam ha dotado a la SRA40 de un repertorio de modos sencillo. Cuenta con tres modos principales, Alto-Medio-Bajo, con memoria. 
Al emplear un sistema de doble pulsador, controlamos el encendido y apagado de esta con el interruptor redondo, y el cambio de modos con el cuadrado. La linterna recuerda que modo ha sido empleado por última vez antes de su apagado y enciende en él, incluso tras sustituir las baterías (interrumpiendo el circuito). Los modos van de mayor a menor, siendo el Low el último de la secuencia.
Tenemos también dos modos auxiliares ocultos. El acceso al modo estroboscópico está programado para tener un acceso rápido y sencillo, solo manteniendo el botón de encendido por algo más de dos segundos, ya sea con la linterna encendida o apagada. El segundo modo oculto, la secuencia SOS, es accesible manteniendo el botón de cambio de modos por algo más de dos segundos con la linterna encendida. Ninguno de estos dos modos auxiliares tiene memoria, por lo que si apagamos la SRA40 en alguno de ellos, al encenderla de nuevo volverá al último modo utilizado de la secuencia principal.
Además de esta secuencia, existen otros dos modos “embebidos” en el modo Turbo, que son a los que la linterna accede automáticamente tras su uso continuado, conocidos como stepdown. Más adelante profundizaremos en ello.

El pulsador para el cambio de modos tiene bajo su botón de goma dos pequeños LEDs azules, que funcionan como indicador de carga del paquete de baterías: Al pulsar sobre este con la linterna apagada, nos mostrará el estado de carga de las baterías mediante tres distintas secuencias. Los dos LEDs azules encendidos significan carga (cercana) al 100%, un solo LED azul 50%, y si el led inferior parpadea es señal de que hay que recargar las baterías. Estas señales entran en acción automáticamente cada vez que encendemos o cambiamos de modo la linterna, mostrando el estado mediante estas señales durante los primeros 5 segundos de uso.
Estas señales emitidas por el pulsador secundario funcionan también como indicador de carga automático gracias a que la linterna monitorea el estado de carga y nos muestra automáticamente la señal oportuna  en el pulsador secundario cada aproximadamente 10 segundos.

Por último, la linterna cuenta con un puerto para cargar las baterías NiMH integrado, sin necesidad de sacar las pilas AA de la linterna. Este sistema tiene un puerto “propietario” en el lateral, que recarga las baterías AA en serie. La corriente de carga es de 350mA, algo lenta especialmente si utilizamos baterías de alta capacidad. La linterna nos muestra, mediante los LEDs azules del pulsador de modos el estado de la carga. Mientras la carga está activa, los dos LEDs parpadean alternativamente, y una vez finalizada la carga quedan fijos.
Aquí podemos ver como es el reparto de las intensidades de los diferentes modos. He añadido, a modo informativo, las dos intensidades a las que la linterna accede automáticamente durante el uso continuo del modo Alto. Más detalles a continuación.
(Todas las mediciones están tomadas siguiendo el procedimiento ANSI NEMA FL1, tomando como valor el punto más alto de la lectura comprendida entre el segundo 30 y el 120 tras su encendido. Más detalles aquí.)

RENDIMIENTO:
Al leer en las especificaciones presentadas por el fabricante solo tres modos, con una gran diferencia entre el modo Alto y el modo Medio, ya podíamos intuir que Jetbeam había implementado en la SRA40 algún tipo de stepdown que acercase algo ambos modos en el tiempo. Tras el habitual test en la esfera integradora he descubierto que existen dos bajadas en lugar de una, programadas por tiempo. 
La primera bajada entra en acción a los 3 minutos de uso continuo del modo Alto, donde la linterna da un pequeño bajón, aunque perceptible a la vista desnuda, de los más de 900 Lumen iniciales a unos 640 Lumen. Diez minutos más tarde, la linterna vuelve a pegar otra bajada para estabilizarse en torno a los 435 Lumen, donde quedará ya fija durante el resto de la vida de las baterías, siempre y cuando no cambiemos de modo y accedamos de nuevo al modo Alto, donde la linterna empezaría de nuevo la secuencia temporizada. Otro detalle importante advertido en el test es que, una vez las baterías están agónicas la SRA40 da de nuevo un bajón, para quedarse ya fija en el modo Bajo, donde gracias a la moderada descarga de este modo es capaz de seguir funcionando de forma estable casi una hora y media más, para luego caer fuera de regulación reduciendo gradualmente la salida sin llegar a apagarse completamente.

En la siguiente gráfica vamos a comparar la curva de rendimiento de la SRA40 contra algunas de las competidoras:
Lo primero, aclarar que la curva de la EA4 CW (*) está re-escalada a partir de la EA4W, ya que desgraciadamente no dispongo de una unidad CW de la Pioneer. Lo que he hecho es añadir el porcentaje de LM faltante a la curva obtenida tras el test de la EA4W (NW) para igualar el máximo de la P25, ya que ambas linternas equipan el mismo emisor y óptica, y están especificadas idénticamente. Tomad estos valores, la EA4 CW, simplemente como orientativos.
Vemos que parece como si los fabricantes se hubiesen puesto de acuerdo a la hora de diseñar la intensidad a la que sus linternas caen tras el stepdown, coincidiendo en todas excepto en la re-escalada EA4 CW. Vemos también como la SRA40, aun siendo más potente durante el primer escalón y dotada de un segundo escalón no existente en la EA4, es capaz de rascar unos 15 minutos más de salida regulada en el tercer escalón, para mantener la regulación en el modo bajo. La Nitecore P25, añadida simplemente por motivos de curiosidad, muestra una regulación similar, con varios escalones intermedios, pero al estar alimentada por una 18650 no juega en la misma liga, aunque tengan rendimientos muy similares.
Por último, como curiosidad, he documentado un fenómeno que pude advertir mientras realizaba el test de la SRA40. Como ya he comentado anteriormente, la SRA40 nos muestra automáticamente mediante los LEDs de su pulsador secundario el estado de carga de las baterías, pues al observar la pantalla del multímetro digital mediante el cual realizo la captura de datos para su posterior conversión a LM, pude advertir como cada aproximadamente 10 segundos la salida de la linterna tenía un leve bajón durante un segundo. Tras observar la linterna vi como ese minúsculo bajón en la lectura coincidía en el tiempo con la señal emitida por el pulsador secundario, queriendo esto decir que la linterna acusaba levemente el encendido de los dos pequeños LEDs azules del pulsador. Evidentemente, es totalmente no advertible al ojo humano y solo lo he podido documentar gracias a la increíblemente alta sensibilidad del setup de la esfera integradora. Para mostrároslo, he tenido que ampliar un tramo de 200 segundos de datos, ajustando el eje Y (Lumen) a intervalos de 0.2LM, y el eje X (Tiempo) en segundos en lugar de minutos.

PROYECCIÓN:
Como es de esperar, especialmente por el mayor diámetro del reflector y también por el mejorado y más potente emisor equipado, la SRA40 ofrece una proyección mucho más lanzadora que el que la Nitecore EA4 y sus familiares logran. Jetbeam especifica un alcance de 390 metros gracias a las 38.000 candelas que es capaz de alcanzar.
El tinte del XM-L2 T6 equipado es CW, y está libre de matices verdosos. Si se puede advertir una pequeña aberración cromática en la corona que rodea el hotspot, tirando al amarillento, algo que ya hemos visto en infinidad de linternas que equipan powerleds CREE de última generación. Este efecto es algo más acusado en el modo bajo, ya que la linterna parece contar con corriente regulada para los modos. Sea como sea, el cambio de tinte en esa zona de la proyección no es excesivamente visible en exteriores o uso cotidiano lejos de las paredes blancas.


En general, la SRA40 ofrece una proyección mucho más lanzadora que su competidora la Nitecore EA4, gracias a dos factores decisivos: El mayor diámetro y dimensiones de su reflector liso y la utilización de un XM-L2 de segunda generación. Aun así, Jetbeam ha logrado mantener una más que buena luz periférica que convierte esta linterna en una todo-terreno apta para cualquier uso.

A continuación os ofrezco unas tomas en exteriores obtenidas tras comparar la SRA40 contra algunas linternas de similares caracteristicas, todas en el modo de máximo rendimiento.

El escenario elegido es un pequeño llano en el que, a unos 120 metros de nuestra posición, se encuentra un grupo de pinos rodeado por bastante maleza. Como se puede apreciar en la foto de control, existe bastante contaminación lumínica procedente del cercano aeropuerto del Prat, y también una alta humedad en el aire que pinta la proyección de la linterna, emborronando algo al sujeto. También he de pedir disculpas por lo borroso de la toma con la Rofis TR31C, a causa de un golpe de viento repentino que desestabilizó el trípode y que no advertí hasta revisar las tomas en el monitor del PC.



Vamos ahora a aislarnos, en la medida de lo posible, de la alta humedad para concentrarnos en el alcance, comparando la zona ampliada en la siguiente secuencia:
Es facil advertir que la SRA40, con su mayor diametro de reflector y su emisor CREE de última generación supera en alcance a sus competidoras, y además ofrece una proyección equilibrada sin descuidar la importante inundación de luz tan útil en espacios abiertos como en el que nos encontramos.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Aspectos negativos: Lo primero que me ha llamado la atención sobre esta SRA40 es el empleo de un conector para la carga de las baterías de tipo “propietario”. Con la popularización de los smartphones y tabletas y su estandarización de conector de carga, hoy en día podemos utilizar un mismo cargador para múltiples dispositivos electrónicos, y habría estado muy bien que Jetbeam hubiese implementado un puerto microUSB en lugar del conector propietario para la carga. Quizás con algunos ajustes en el hardware de la linterna se podría haber conseguido el uso de una toma universal. Seguiré comentando que la SRA40 carece de cualquier tipo de bloqueo de la linterna, lo que favorece posibles encendidos accidentales. El desenroscado del tailcap solo interrumpe el circuito cuando está prácticamente fuera (por estar el cuerpo de la linterna aislado eléctricamente), por lo que este truco no es factible con la SRA40. Al emplear un pulsador digital, la linterna nunca se apaga completamente, sino que pasa a un modo standby en el que sigue consumiendo corriente, aunque tras mis mediciones el consumo parasitario es totalmente despreciable (0.09mA / 9uA = 1850 días = algo más de 5 años para agotar un pack de AA’s NiMH de 2000mAh).
Algo que también me llama la atención es la ausencia de una funda para una linterna Premium, especialmente después de conocer el precio final de la SRA40. 
La secuencia de modos funciona en un orden regresivo: Alto->Medio->Bajo. Aunque no supone ningún tipo de problema serio, considero mucho más natural el orden inverso.
También creo que Jetbeam ha pecado a la hora de dotar esta linterna de una secuencia de modos escasa, implementando dos intensidades muy usables embebidas en la secuencia de bajones que el modo Alto hace a lo largo de su uso continuo, los famosos “stepdown” controlados por tiempo. Considero que habría sido todo un acierto haber creado acceso a esas intensidades (640 y 435LM respectivamente) para ofrecer un abanico mayor de posibilidades. Además con esta medida se podría haber eliminado (al menos) el segundo stepdown, a mi parecer totalmente innecesario.
Por último, echo de menos una intensidad más baja, de digamos ~3LM, con un runtime de varios días.

Aspectos positivos: En general, Jetbeam ha logrado una pieza sólida y compacta, que ofrece un rendimiento excelente y que, aun incorporando un sistema de carga en sus “tripas” apenas supera el tamaño de la precursora del segmento, la EA4. De hecho, si descontamos la longitud que las tres almenas y el suplemento para el roscado del punzón/trípode, la SRA40 tiene exactamente el mismo largo que la Nitecore EA4. El empleo de un doble pulsador electrónico en la cabeza dota a la SRA40 de un manejo más sencillo, sin prescindir de algunas funciones interesantes como el indicador luminoso. Otros aspectos positivos a destacar pueden ser su buena ergonomía, ya que la pequeña diferencia en diámetro entre la parte central y la cabeza, dotada de aletas disipadoras, hacen mucho más natural mantener la linterna en mano con una referencia siempre al tacto de su posición. Aunque personalmente nunca instalaría un punzón en una linterna de este tipo ya que imposibilitaría totalmente el tailstand, el orificio roscado resulta extremadamente útil para montar la linterna en un trípode, convirtiéndola en una farola portátil
El cargador integrado aporta también una función que no debemos despreciar. Como aficionados es posible que todos dispongamos de contrastados cargadores externos y múltiples juegos de baterías de recambio, pero poniéndonos en la piel de alguien que solo necesita una linterna para trabajar, considero que es un factor interesante a tener en cuenta ya que nos permitirá tener la linterna siempre lista sin necesidad de andar poniendo y quitando baterías.
Su rendimiento, stepdowns a parte, es realmente impresionante, acercándose mucho a los 1000 ANSI LM, algo que pocas linternas con un solo XM-L  pueden lograr, y mucho menos con simples baterías AA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!