Sobeler.com

miércoles, 26 de septiembre de 2012

TANK007 PT11


TANK007 PT11
LED:  XP-G R5
Batería: 1x 18650 / 2x cr123a / 2x 16340
Modos: 5 (Alto-Medio-Bajo-Estrobo-SOS) Con memoria.
Interruptor: Doble
Precio: $58.10
Fecha: Septiembre 2012
Enlaces:


PRESENTACIÓN:
Junto a la PT40, TANK007 me hizo llegar también esta linterna táctica para su análisis y revisión.
Se trata de una manejable y muy proporcionada herramienta, que aunque ya lleva algún tiempo en el mercado, sigue teniendo mucha vida.

Como ya hemos visto en otros modelos de la marca analizados con anterioridad, TANK007 cuenta con un excelente compromiso entre calidad y precio, ofreciendo unos acabados sobresalientes a un precio asequible.
Junto a la linterna se incluye una práctica funda de cordura además de un juego de o-rings, pulsador de recambio y correa muñequera con ajuste deslizante, y TANK007 ha tenido la amabilidad de incluir también dos accesorios opcionales: un interruptor remoto para su uso montada en un arma y un útil cono difusor para utilizar la linterna como lámpara.

ACABADO EXTERIOR:
Esta PT11 cuenta con un anodizado HAIII anti-abrasivo negro con un tono mate muy bonito.
Los gravados son más bien discretos, contando con el logotipo de la marca en la cabeza junto al pulsador secundario, un número de serie y el modelo, todos ellos en blanco muy bien definidos.
La cabeza de esta PT11 esconde uno de los detalles que más me han gustado de esta linterna: Un segundo pulsador, mediante el cual seleccionamos el modo. Esto mejora enormemente la ergonomía, ya que el interruptor “tradicional” situado en el extremos inferior se vuelve incomodo de accionar especialmente en linternas de un tamaño mayor.
Junto al pulsador tenemos unas aletas disipadoras para ayudar a evacuar el calor del cuerpo de aluminio.
Tras una lente de cristal templado, tenemos un reflector ligeramente texturado y un perfectamente centrado XP-G R5.
En el tubo las roscas están perfectamente mecanizadas, en aluminio “crudo” en la unión con la cabeza y con acabado anodizado en el tailcap. Ambas uniones están selladas con o-rings. 
El exterior del tubo tiene una zona central con un knurling muy bueno, y coincidiendo con la unión entre este y el tailcap, tenemos un anillo táctico. Este anillo proporciona algunas interesantes cualidades: Nos permite sujetar la linterna como si de un cigarro se tratase y actúa como mecanismo “anti-roll”, evitando que la linterna ruede si la dejamos sobre superficies lisas. Este anillo cuenta también con un orificio para fijar una correa o argolla.
Por último, el tapón de cola cuenta con un interruptor reverse para el encendido y apagado. Este está rodeado por tres protuberancias que tienen la finalidad de ofrecer la posibilidad de colocar la linterna tailstanding para usarla a modo vela con o sin el difusor, pero manteniendo una excelente accesibilidad.

FUNCIONAMIENTO:
Los modos son los típicos Alto-Medio-Bajo-Estrobo-SOS. La linterna cuenta con memoria, por lo que siempre enciende en el último modo utilizado. Al contar con un doble interruptor, el pulsador situado en el tailcap tan solo se encarga de encender y apagar, y mediante el pulsador situado en la cabeza seleccionaremos el modo deseado. 
El reparto aproximado de intensidades en los modos es:

  • 100% - 60% - 4%

CONSUMOS Y DURACIÓN DE BATERIA:

Li-Ion Panasonic NCR18650A (3100mAh) @4.20V:

  • Alto: 1220mA
  • Medio: 740mA
  • Bajo: 45mA

La linterna cuenta con una regulación prácticamente lineal cuando es alimentada con dos baterías 16340. Vemos como la demanda de corriente aumenta a medida que el voltaje va disminuyendo, facilitando al circuito regulador la entrega constante de corriente al emisor.
Con una 18650, tenemos una regulación distinta, dependiendo completamente del voltaje de la batería.
Por lo tanto con dos 16340 tendremos una mejor regulación, manteniendo el brillo constante durante prácticamente toda la vida de la batería, y con una 18650 tendremos un runtime extendido, a costa de sacrificar el brillo en los últimos compases de vida de la batería.

PROYECCIÓN:
La acertada combinación de reflector ligeramente texturado y el led XP-G ofrecen una proyección bastante equilibrada, capaz de iluminar objetos más allá de los 100 metros, y manteniendo un spill usable.
Como viene siendo habitual en los XP-G R5, el tinte es blanco frio, sin presencia de tonos azulados o verdosos.

CONCLUSIÓN PERSONAL:
Con el lanzamiento del XM-L, y sus 1000 teóricos lumen, muchos de los fabricantes parecen estar olvidando que otros led existen. Sin embargo, el XP-G sigue ofreciendo una alta eficiencia, y unas cualidades en su proyección que el XM-L es incapaz de conseguir.
El pequeño XP-G aun está muy vivo, e incluso CREE acaba de lanzar la segunda generación de este encapsulado, denominado XP-G2, dotado de una mayor eficiencia y ofreciendo una salida de luz en un ángulo menor, mejorando así el carácter lanzador de este.
Aunque esta PT11 cuenta con un XP-G de primera generación, gracias a su equilibrada configuración de diámetro, profundidad y texturado de reflector, ofrece unas características difícilmente conseguibles con un XM-L en un reflector de similares dimensiones.

¿Actualizará TANK007 el modelo PT11 con los nuevos XP-G2 o XM-L?

Me gusta:

  • Calidad en acabados.
  • Polivalente.
  • Doble pulsador.

No me gusta:

  • Interruptor reverse en el tailcap.
  • Ausencia de clip.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!
Debido al spam, todos los comentarios se moderan. No te preocupes si tu comentario no aparece al instante, ya que tenemos que verificar que no se trata de publicidad fraudulenta.
Disculpa las molestias!